jueves, noviembre 17, 2011

Ferrari Mondial 8 de Elite

Incluso una marca del calibre de Ferrari cuenta en su historia con algunos modelos que fueron patitos feos, autos que por mucho que llevasen sobre el capó el emblema del Cavallino, nunca levantaron pasiones. El Mondial de 1980 es uno de los casos más claros. En el Salón de Ginebra de 1980 se presentaba en el stand de Ferrari el Mondial 8, que venía a tapar el hueco dejado por el 308 GT4 Bertone. Su nombre venía rendir homenaje a un coche de la categoría Sport 2 Litros que en 1953 ganó las 24 Horas de Casablanca.

La difícil tarea de realizar una carrocería sobre un chasis de 2.650 mm de batalla, con cuatro asientos y un motor V8 en posición central recayó en el maestro Pininfarina, cuyos resultados fueron satisfactorios. Llamaba la atención la cantidad de elementos que concesionaban al confort incorporaba este nuevo Ferrari, como cuero Conolly, volante dóblemente ajustado, climatizador, cierre centralizado, elevalunas y retrovisores eléctricos y un sistema de seguridad que daba varias alertas, como las puertas mal cerradas.

Mecánicamente, el desarrollo del Mondial fue ligado constantemente a las berlinettas V8 de Ferrari, por tanto, los primos modelos iban equipados con un motor de tres litros y 240 cv. En 1985 el Mondial incorpora la nueva evolución del motor V8, de 3,2 litros y 280 cv. Las últimas unidades, los llamados Mondial T, montaban el motor 3,4 litros V8 de 300cv al que se le colocó la caja de cambios transversalmente, una solución aplicada en los F-1 de la segunda mitad de los 70.

En 1983 se presentó en el Salón de Bruselas una variante Cabriolet del Mondial, que era el primer descapotable real de Ferrari desde la versión spyder del 365 GTB/4 Daytona en los 70. El Mondial dejó de venderse en 1993 y Ferrari no volvió a vender un automóvil similares características. Todo el mundo recordará la escena de la película 'Esencia de Mujer' en la que Al Pacino, dando vida a un militar ciego, hace un paseo algo alocado con un Mondial Cabriolet junto a Chris O´Donnell.

Hotwheels parece que se empieza a poner las pilas y ya estamos empezando a ver nuevos Ferraris clásicos bajo su marca Elite, unos modelos que gozan de uno de los mejores acabados en lo que a miniaturas diecast se refiere y a un precio razonable. Ya presenté el 412 y ahora hago lo propio con el Mondial, otro de esos Ferrari "patitos feos" pero que para mi gusto tiene mucho encanto. Desde mi punto de vista doy a esta miniatura la mejor de las puntuaciones, pues tiene un acabado estupendo,muy detallado y fino, y las líneas del molde me parecen excelentes. Por ahora se ofrece en dos colores, el tradicional 'rosso corsa' y este bonito 'Azurro Tour de France', color por el que he optado al parecerme muy bonito y distinguido.

miércoles, noviembre 16, 2011

Adler Autobahn 2,5 L 1937 de Neo Scale Models

Alemania juega y ha jugado un papel fundamental en la historia de la automoción. Fue allí donde empezó todo, donde muchos fabricantes y pioneros pusieron en práctica ideas novedosas y donde los coches tienen la mejor de las famas. Pese a que hoy tenemos a cuatro fabricantes alemanes que son la gran referencia, antaño hubo otros muchos que por uno u otro motivo se quedaron en el camino, uno de ellos es que el voy a tratar hoy, Adler.

Adler comenzó su actividad en el año 1900 como constructor de motos, bicicletas, máquinas de escribir y, por supuesto coches. Sus primeros modelos se construyeron con motores De Dion que incluían modelos desde 1.032hasta 9.081 cc. En 1902, con Edmund Rumpler como director técnico empezó a usar sus propios motores. Estos coches conducidos por los hermanos Erwin y Otto Kleyer, hijos del fundador de la marca Heinrich Kleyer, cosecharon notables éxitos en las competiciones de la época, al igual que los del piloto Karl Irion. Denominados Standar, fueron los primeros coches en incorporar frenos hidráulicos, concretamente incorporaban un sistema de ATE Lockheed. Igualmente, entre 1927 y 1929 Clarenore Stinnes dio la vuelta al mundo en coche en un Adler.

Es reseñable el episodio ocurrido durante la estancia de Josef Ganz, periodista de 'Motor Kritik' como consultor técnico, cuando se desarrolló para Volkswagen un prototipo ultraligero de chasis tubular y motor trasero denominado 'Maikäfer', que quedó suspendido cuando la marca optó por la fabricación de coches con tracción delantera.

En 1930 Adler introduce sus nuevos modelos Trumpf y Trumpf Junior, que dieron un gran resultado tanto como coches de calle como en la competición, incluidas participaciones en Le Mans. Otros modelos destacados fueron el Favorit y el Diplomat.

En 1937 Adler presenta el Autobahn 2,5 L, el que sería el último coche de Adler. Se trataba de una berlina de gran tamaño, con una carrocería muy aerodinámica para su época diseñada por Paul Jaray. Montaba un motor de seis cilindros en línea de 2,5 litros que erogaba 60 cv. Gracias a a la buena aerdonámica de la carrocería, el Adler se mostraba especialmente rápido para un coche de sus características, logrando una velocidad de 125 Km/H.

Tras la II Guerra Mundial, Adler suspendió la producción de coches y se centró en las motos y en material de oficina. Muchas piezas de Adler sirvieron para las motos de fabricantes británicos como Triumph, Ariel y BSA. En 1957 la empresa fue adquirida por Grundig.

Una de las últimas novedades de Neo Scale Models es este Adler 2,5 L, una miniatura muy en la línea de Neo, de un coche más bien exótico y poco conocido. La miniatura goza de muy buen acabado, el molde parece muy correcto y el detallado esel habitual de la marca, con muchas piezas hechas en fotograbado. Existe la posibilidad de adquirirla en dos colores, uno negro estándar y el burdeos que corresponde a una edición limitada de 300 ejemplares.

miércoles, noviembre 02, 2011

Bentley SIII Continental MPW Convertible de Neo Scale Models

Con el paso de los años, la peculiar carrocería que diseñó Vilhelm Koren para el Bentley SII Continental y que luego modificó HJ Mulliner para el SIII con esos peculiares dobles grupos ópticos inclinados se ha convertido en una de las más queridas por los aficionados al motor clásico y los elevados precios de venta que estos coches adquieren es la mejor prueba de ello.

Como venía siendo habitual, tanto el Bentley SIII Continental MPW como su hermano gemelo, el Rolls Royce Silver Cloud III MPW, podían adquirirse bien como un elegante y sobrio coupé o como un mucho más llamativo descapotable. Mecánicamente todos iban equipados con el nuevo V8 de 6.230 cc con una potencia estimada de 200 cv aparejado a una caja de cambios automática GM-Hydramatic de tres velocidades. Mientras las berlinas estándar solían ser conducidos por el chófer, los MPW estaban más orientados a la conducción personal, eso sí, bien relajada, como si se circulase en un gran salón de té británico, pues lo cierto es que pese a su llamativo diseño y potente motor, los MPW no eran coches deportivos.

Si el S-Type de Bentley y el Silver Cloud de Rolls Royce fueron los últimos coches de la marca en montar chasis independiente de la carrocería, los MPW fueron los últimos en equipar una carrocería específica, ya que en lo sucesivo tanto los Bentley como los Rolls Royce llevarían las de serie.

Hace algo más de un año publiqué un post sobre el Bentley SIII Continental MPW con carrocería coupé de Neo cuando lo adquirí y ahora lo hago de la versión descubierta, lo primero que quiero decir es que la espera ha merecido la pena, pues es una miniatura fantástica, tanto en sus formas como en su acabado. El color elegido resulta elegante, pero a la vez algo más llamativo que el gris oscuro del coupé, aunque el interior es igual, rojo burdeos. Una de las virtudes de esta miniatura es su condición de descapotable, ya que permite ver perfectamente el interior que en el coupé era algo más difícil. Viendo el acabado que la marca Neo está dando a sus modelos de Bentley sólo nos queda esperar para ver con qué nos sorprende en un futuro próximo.

martes, noviembre 01, 2011

Imperial Crown Southampton Sedan 1957 de American Excellence

Ha sido muy frecuente y común entre los fabricantes de automóviles el uso de nombres alusivos a la realeza, la nobleza y la aristocracia para denominar a sus modelos más lujosos. el Bugatti Royale, el Sovereign de Daimler y Jaguar o el Princess de Austin son sólo algunos ejemplos de ello.

En 1926 Chrysler Corporation bautizó con un grandioelocuente Imperial a su gama de coches más alta.29 años después, en 1955, Imperial se convierte en una marca independiente dentro de la Chrysler Corporation y su objetivo era muy claro, ser un competidor directo de Cadillac (GM) y Lincoln (Ford).

La tercera generación Imperial, la de 1957 marca un nuevo hito al ser construido sobre su propia plataforma. Igualmente fue el primer Mopar en incorporar la nueva suspensión 'Torsion-Aire'. Diseñado por Virgil Exner, uno de los grandes diseñadores automovilísticos de los años 50, bajo el concepto 'Forward Look', la dotación de un parabrisas trasero y delantero de estilo panorámico, su habitáculo interior ganaba más espacio y luminosidad. El Imperial de 1957 era muy largo,bajo y ancho y destacaba por su estética especialmente barroca. Dentro de su diseño hay dos recursos especialmente llamativos, uno, las grandes aletas traseras rematadas con un adorno que imita el visor de apuntar de un arma de fuego, o el curioso techo Southampton de dos piezas.

Los niveles de equipamiento eran tres: Custom, Crown y LeBaron. Bajo el capó se escondía el poderoso motor Hemi V8 de 6,4 litros (392 ci) de 325 cv de potencia. Sobre sus excelentes prestaciones escribió el crítico Tom McCahill, que destaca su gran manejabilidad pese a ser un coche de tan descomunal tamaño. McCahill fue un devoto seguidor de la marca Imperial llegando a comprar anualmente un coche nuevo entre 1957 y 1962.

Firmado por Neo Scale Models a través de su marca American Excellence nos llega este impresionante y descomunal Imperial del 57, una miniatura especialmente llamativa tanto por su tamaño como por su acabado, generosamente detallado. El modelo presenta unas formas muy equilibradas, cosa que no se veía muy bien en las primeras fotos de prueba que el fabricante mostró previamente a su salida al mercado. Como es norma habitual hay muchos detalles realizados en metal fotograbado. La combinación de colores también me parece acertada y propia, aunque hay otra rosa-blanco disponible. El único fallo que le he encontrado son los retrovisores, que no se han reproducido todo lo bien que se debiera.