domingo, mayo 08, 2016

Peterbilt 359 'Navajo Freight Lines' de Ixo










El fabricante de camiones estadounidense Peterbilt es un perfecto desconocido en Europa salvo minoritariamente para los apasionados del motor, pero en su país e incluso en todo el continente americano es todo un referente del transporte de largas distancias. Theodor Peterman era un empresario de la madera de Tacoma, Washington. Con el fin de solventar los problemas logísticos que padecía en el proceso de transportar los troncos cortados hasta el aserradero -que solían hacerse bien de manera fluvial o por carros de vapor-, Peterman adquirió los activos de la compañía Fageol Motors de Oakland, norte de California, que desde 1932 estaba en concurso de acreedores  debido a la Gran Depresión. En 1938 el señor Peterman cierra la compra de Fageol y la bautiza como Peterbilt Motor Company, empezando la producción de grandes camiones de transporte con transmisión por cadena un año después en 1939.

A la muerte de Peterman en 1945, su esposa Ida vende parte de la compañía a algunos de los accionistas que una vez que consolidaron la producción de camiones vendieron a su vez sus partes al consorcio Paccar (Pacific Car & Foundry Group). Esta compañía era una solvente productora de vehículos de transporte de gran tonelaje y ya poseía el control de otra señera firma de camiones americanos, Kenworth. Desde 1939 a 1960 Peterbilt operó desde sus cuarteles generales de Oakland. En 1960 estos se trasladan a Newark, también en el entorno de la Bahía de San Francisco. En 1969, y debido a la alta demanda de sus productos, Peterbilt estableció una nueva planta en Madison, Tennesse, desde donde dirigiría la producción de camiones para la Costa Este. La fabricación de camiones de Clase 8 se establece desde 1980 en una nueva fábrica en Denton, Texas, además de una factoría de producción en Quebec para el mercado canadiense.

Desde sus principios Peterbilt se especializó en la producción de camiones de cabina avanzada, pero esa tendencia cambia en 1967 con el lanzamiento del modelo 359 de diseño convencional. Peterbilt logró de forma inmediata un éxito arrollador gracias a su atractivo y llamativo diseño de morro largo y cuadrado y a las múltiples opciones de personalización que ofrecía. Y es que el catálogo del 359 no daba a lugar a que existieran dos camiones iguales: La gama de motores a elegir incluía toda la gama de los fabricantes Caterpillar, Detroit Diesel, Cummins y Continental, de seis y ocho cilindros en línea así como V6, V8 y V12, con cajas de cambio de 9, 12 y 15 velocidades por funcionamiento de engranajes cónicos. La opción más elegida era el motor Cummins NH 220 con cambio Spicer de 12 velocidades, según acredita la publicación 'Camiones, los más emblemáticos de la historia', de Ingrid Phaneuf y James Menzies. El peso total del vehículo era de hasta 83 toneladas, pudiendo cargar hasta 113. Las tractores 359 estaban disponibles igualmente con varias batallas y con la posibilidad de incorporar un módulo de dormitorio tipo motorhome entre la cabina y el remolque de varios tamaños. 

Tras 10 años en el mercado Peterbilt sustituyó en 1977 el 359 por el 379, de apariencia similar. No obstante, el 359 trascendió las propias fronteras del utilitarismo y el transporte y hoy día es un vehículo de culto en los EEUU, donde sus orgullosos propietarios los llevan altamente modificados a eventos y exhibiciones de camiones y autos clásicos. En 1986 Peterbilt comercializó de nuevo el 359 como una edición limitada y especial de 359 unidades, que finalmente fueron algunos más.

Igualmente la presencia de camiones Peterbilt en la cultura popular, sobre todo en el cine y en las series de TV, es muy alta. El Peterbilt 359 más famoso de la gran pantalla es el que conduce Jerry Reed en la saga de películas 'Smokey and the Bandit', dirigidas por Hal Needham y con Burt Reynolds y Sally Field como protagonistas. Igualmente, el camión negro que atemoriza a los jóvenes protagonistas de 'Joy Ride', Steve Zahn, Leelee Sobieski y el difunto Paul Walker es un Peterbilt 359. Existe una anécdota muy simpática en la encantadora película de animación 'Cars', de John Lassiter. En las escenas de la primera parte, el protagonista, Rayo McQueen, viaja dentro de su camión, pero la falta de descanso del más grande ocasiona que la rampa trasera se abra y Rayo caiga a la carretera. Cuando el coche de animación despierta empieza a buscar a su camión, llamado Mack, a la desesperada y cuando cree encontrarlo lo llama: "¡Mack!", pero el camión equivocado le responde: "lo siento, no soy Mack, yo me llamo Peterbilt".

El modelo que nos ocupa es un Peterbilt 359 tractora de chasis alargado con la librea de la empresa estadounidense de logística 'Navajo Freight Lines', famosa por su llamativa librea con el indio de los ojos azules. La compañía se denomina hoy 'Navajo Express'. La miniatura en escala 1/43 está fabricada por Ixo y es uno de los regalos con que la editorial Altaya premia la fidelidad de los suscriptores del exitoso coleccionable de venta en kiosco 'Camiones Articulados', del que en este blog se pueden ver dos de sus números. La miniatura está realizada en diecast todo lo que es la tractora y el remolque en plástico. Destaca por su detallado y rico acabado, muy llamativo, aunque las partes cromadas hechas en plástico no están del todo bien ejecutadas. Sí menciono especialmente las acertadas formas del molde, correctas y proporcionadas, además de lo bien que se ha aplicado la pintura y las rotulaciones. Sin duda es un modelo muy buscado por los coleccionistas por el que en el mercado de segunda mano se piden sumas estratosféricas dada las condiciones tan limitadas en que puede adquirirse. Los afortunados coleccionistas que añadan este grandullón a su colección quedarán muy satisfechos y les llamará la atención el descomunal tamaño de la tractora. Toda una perita en dulce que nos ofrece Ixo de la mano de Altaya-Planeta Deagostini.

3 comentarios:

SEAT PC dijo...

Muy buena entrada la tuya Keko esta es una de las buenas recompensas para los sufridores de Altaya

La verdad es que es un conjunto llamativo por doquier y mas en conjunto con ese remolque plateado, lo único que veo algo raro es el vació que queda entre cabina y remolque, por lo demás una obra de arte

Saludos

A.Sivianes dijo...

Muy espectacular el conjunto, he visto en persona un camión como éste (pero desenganchado y para alquiler fotográfico) y siempre impresiona. Nosotros, en nuestra empresa, tenemos un Mack "bullnose" en color negro y es una gozada entrar dentro y ver tanto cuero y madera.

A mí también se me hace extraño el remolque, se queda pequeño al lado de la tractora, y el espacio puede que fuese así ya que el "sleeper" (el añadido de atrás de la cabina del camión) es muy pequeño. Normalmente es mucho mayor.

Sea como sea, una buen pieza (y muy cotizada), pero que a mí no me atrae demasiado la atención. Al que espero es al "Cabeza Cuadrada" como agua de mayo...

Saludos!

abarth098 dijo...

Bardzo ładna ta ciężarówka, nigdzie wcześniej nie zauważyłem takiej :)
Pozdrowienia