viernes, septiembre 21, 2012

Rolls Royce Phantom II Trupp & Maberly 'Star of India' de Neo Scale Models





A finales de la década de los años 20 y principios de los 30 del siglo pasado se fabricaron algunos de los automóviles más lujosos y exclusivos del mundo. Hispano Suiza, Bugatti, Duessenberg, Maybach, Cadillac, Mercedes Benz, Bentley, Daimler, Minerva o Panhard et Levassor son algunos de los fabricantes más afamados de esta época en lo que a fabricación de autos de lujo se refiere, pero sin duda, hay una marca que es la gran referencia, la Rolls Royce Motor Company con su prestigiosa serie Phantom a la cabeza.

El Rolls Royce Phantom II llega al mercado en el año 1929 como sucesor del Phantom I y del primer gran Rolls de la historia, el Tipo 40/50 Silver Ghost. Como buen Rolls Royce su carta de presentación era bien sencilla, 'El mejor automóvil del mundo', la mejor calidad de construcción, la técnica más refinada, los acabados más exquisitos y una fiabilidad mecánica a prueba de bombas eran las principales premisas del trabajo de la marca del Espíritu del Éxtasis.

Desde los primeros años de la automoción los Rolls Royce fueron los autos predilectos de los maharajahs de La India colonial, los gobernantes de los estados que conformaban La India preindependiente eran grandes aficionados a todo aquello que significase lujo, ya fuesen palacios, joyas, ropas elegantes o coches.

En este contexto identificamos a su alteza real Dharmendashinji Lakhajirah, sahid de Rajkot, hijo de Lakhajirah III Bawajiraj, que accedió al trono el 2 de febrero de 1930 tras la muerte del segundo. Una de las primeras acciones que llevó a cabo el Maharajah de Rajkot fue la sustituir el "viejo" Rolls Royce de 20 años de antigüedad de su padre, un Silver Ghost Landaulet abierto carrozado por Barker, por un nuevo Phantom II.

El Rolls Royce del sahid de Rajkot salió de los talleres de Derby como un conjunto chasis-motor-transmisión y fue enviado a los talleres de la empresa carrocera Trupp & Maberly de Londres. Trupp & Maberly era una compañía fundada en 1760 que entró en el mundo de la automoción carrozando un Victoria eléctrico para la Reina de España en 1896. Rápidamente ganó buena fama y a partir de 1910 era muy habitual ver en los Motor Shows sus creaciones sobre chasis de Minerva, Hotchkiss o Delage.
A partir de 1926 la empresa se integró en Rootes Brothers y comenzó a trabajar con asiduidad para las Rolls Royce, Bentley y Daimler. Entre sus principales innovaciones destaca el cristal separador central o las lamparas en las esquinas traseras del habitáculo.

El coche del maharajah de Rajkot tenía un bonito, sencillo y elegante diseño de carrocería tipo limousine descubierta. Era especialmente llamativa la combinación de color elegida, un llamativo tono ocre-azafrán para el cuerpo, color que simboliza en La India la pureza, mientras que el capó y las aletas quedaban en aluminio pulido. La tapicería iba en cuero ocre y a la madera de ornamentación del salpicadero se le aplicó también una pasta del mismo tono. Llamaba poderosamente la atención todas las luces que incorporaba el coche. Bajo el capó se encontraba un enorme motor de seis cilindros en líen y 7,7 litros (7.668 cc) de cilindrada, acoplado a una caja de cambios de cuatro velocidades manual. El coche recibió el apodo de 'Star of India', en honor del valioso zafiro de 563 caras.

El coche apenas duró diez años en manos del maharahaj de Rajkot, pues este murió en 1940 mientras cazaba. El coche fue encontrado con el paso de los años por el aventurero británico Bill Meredith-Owens en 1965, con apenas 30.000 km, que tras innumerables esfuerzos lo trajo a Gran Bretaña, siendo expuesto en el museo que el coleccionista poseía en Strafford-Upon-Avon, Warwickshire. Durante los años que lo poseyó Meredith-Owens y su esposa realizaron un viaje por Noruega y Suecia con él y participaron con él en la concentración Rolls Royce del Silver Jubilee de la Reina Elizabeth II en Windsor.

Al morir Meredith-Owens su hijo vendió el 'Star of India' al alemán Hans Gunther Zach, que dio buena cuenta de él como coche de cortesía mostrándolo en los más afamados concursos de belleza, como Villa D´Este y Schwetzingen, y ferias de clásicos como la Techno Klassica de Essen. En 2002 formó parte del cortejo del Golden Jubilee de la Reina Elizabeth II.

Casi a la par que el Continental de Gurney Nutting que he mostrado recientemente la marca holandesa Neo Scale Models ha sacado al mercado esta bonita reproducción del 'Star of India', una de los Rolls Royce más queridos por los entusiastas y del que ya conocíamos la miniatura en escala grande de Pocher. Se trata de un modelo con un acabado casi de orfebrería muy llamativo y ejecutado de manera minuciosa y excelente, donde destacamos su amplio detallado. Se trata de una miniatura que llamará bien la atención en cualquier vitrina que se coloque.


1 comentario:

A.Sivianes dijo...

Lo vengo siguiendo desde que ví una foto de él hace poco tiempo y es una pasada, para mí si no es el mejor trabajo de NEO (en coches) poco le falta.
Te felicito por su adquisición, sin duda atraerá todas las miradas.

Un saludo.