domingo, abril 23, 2017

Lamborghini Faena Frua 1978 de Kess Model










Lamborghini ofreció coches con cuatro asientos casi desde sus inicios. Los 400 GT 2+2, Islero, Espada, Urraco o Jarama son el perfecto ejemplo de ello, pero nunca hubo en su catálogo un automóvil de cuatro puertas. Fue la empresa Carrozeria Pietro Frua la que tomó bajo su cuenta y riesgo el desarrollo de un modelo de estas características con vistas a, una vez terminado, ofrecerlo a la firma de cara a su comercialización.

Entre las décadas de los 60 y 70 hubo una serie de fabricantes de autos deportivos que se lanzaron a la producción de una berlina de cuatro puertas basada en sus vehículos de altas prestaciones. Los casos más exitosos y conocidos son el de los Lagonda de Aston Martin y el Maserati Quattroporte, este último quizás el principal ejemplo de un automóvil a caballo entre un coupé sport y un sedán, además de los más exóticos De Tomaso, Iso o Monteverdi.

Pietro Frua y su equipo tomaron como punto de partida para su berlina Lamborghini un Espada, concretamente el número de chasis 18224 de 1974, y el principal trabajo se basó en el alargado y refuerzo de dicha plataforma, concretamente en 178 milímetros, lo que trajo consigo un auto de 4,6 metros, 2,8 de batalla y 1,9 de ancho, con un sobrepeso de 200 kg respecto al Espada original.

El diseño de Frua guardaba cierta similitud con el del Espada, aunque no era tan esbelto y grácil como las líneas que para el dos puertas había realizado Bertone. De hecho, era mucho más barroco, empezando por el morro con faros escamoteables y terminando con esa peculiar zaga acristalada que para algunos periodistas especializados le confería más el aspecto de un station wagon familiar que de una berlina, aunque lo cierto es que el coche no se consideró un cinco puertas dado que en la parte trasera sólo había una pequeña apertura.

El prototipo una vez terminado se bautizó como 'Faena', término del castellano que en su acepción de la cultura de la tauromaquia se refiere a "cada una de las operaciones que el diestro, torero o matador efectúa en la plaza durante la lidia y, principalmente, la brega con la muleta preliminar a la estocada". Frua daba así cumplimiento a una de las grandes tradiciones de Lamborghini de dar a sus coches nombres relacionados con la tauromaquia.

Tras un trabajo de ocho meses, el coche de presentó el 57º Salón del Automóvil de Turín de 1978, así como dos años después, en el Salón de Ginebra de 1980. Pese a estar muy bien construido, el proyecto Faena no resultó un éxito y la propia Lamborghini rechazó su producción, de este modo permanece a día de hoy como un automóvil único. Tras el Salón de Ginebra, fue adquirido por el concesionario Lambo-Motor de Basilea, que lo vendió a un coleccionista alemán, aunque el coche permanece inscrito en el registro de automóviles de Suiza. Aún permanece en manos de esta persona, que lo desplaza cuando se le demanda a eventos y exhibiciones, como el Pullicino Classics de Londres de 1996.

A día de hoy, se trata de la única berlina de cuatro puertas que luce el emblema de Lamborghini y también el primer cuatro puertas de la marca hasta que llegó el LM 002 todoterreno. Su motor es el del Espada original sobre el que fue creado, el V12 de 4.0 litros y 325 CV.

Esta miniatura, la única que existe en la actualidad del único Lamborghini Faena de cuatro puertas fabricado, está realizada por el fabricante italiano Kess Model. Está construida en resina, material con el que trabaja habitualmente esta firma y cuenta con un altísimo nivel de calidad y acabado, empezando por las formas correctas y proporcionadas de su molde y terminado por su excelente y rico nivel de detallado. Una miniatura muy interesante sobre todo para los amantes de los autos únicos y prototipos.

3 comentarios:

A.Sivianes dijo...

Qué extraño se ve, pero a la vez es fascinante.
Otra gran realización de KESS, marca de la que no tengo el placer de poseer nada.

Saludos, fue un gusto retornar a tu Blog.

Pablo Marinig dijo...

Rarísimo ejemplar . Si bien comparando con detenimiento las diferencias son numerosas , mi impresión inicial fue de mucha familiaridad con el Marzal .

Saludos!

Keko dijo...

Hola Pablo. Es lógico que este coche te resulte similar al Marzal, pues el Marzal fue el prototipo en que se basó a posteriori el Espada, y éste Faena, se basa igualmente en el Espada, así que todos están emparentados.

Antonio, gracias por la visita. Kess tiene muchas cosas interesantes aunque he de decir que sus precios son un poco más altos que la calidad del producto que ofrece. Son miniaturas de mucha calidad, pero que deberían costar unos 15-20 euros menos, al igual que los Neo. Kess tiene un catálogo muy interesante y de vez en cuando sale alguna oferta, lo mismo encuentras algo que te guste.

Saludos a los dos y gracias por la visita