domingo, enero 24, 2016

Cord L29 Coupé Hayes de Esval Models





Hacia finales de la década de los años 20, el financiero y emprendedor Errett Loban Cord dirigía un holding que aglutinaba 150 compañías entre las que destacaban la Stinson Aircraft, la Checker Cab Co. (fabricante de los populares taxis amarillos de Nueva York, entre otros), Lycoming Engines o la NY Shipbuilding. En 1924 y 1926 respectivamente, Cord añadió a su emporio empresarial a las automovilísticas Auburn y Duesenberg, ambas en situación financiera muy delicada. Tras el lanzamiento en 1928 del exitoso Duesenberg Model J, Cord reparó en que entre este lujoso automóvil y los Auburn disponía de un espacio que podría otorgarle un nuevo nicho de mercado para un coche intermedio. Esta maniobra empresarial permitió al empresario fundar una marca de coches que llevase su propio nombre. Mientras que Auburn operaba con una amplia gama de productos y Duesenberg se centró en su lujoso Model J, la nueva marca Cord destacaría por fabricar coches vanguardistas e innovadores. Igualmente las tres firmas se integraron en un consorcio denominado ACD Autombiles (Auburn-Cord-Duesenberg)

El primer automóvil de Cord se denominó L29. Fue desarrollado por los ingenieros Harry Miller y Cornelius Van Ranst que aplicaron en él los exitosos principios técnicos de su experiencia en las 500 Millas de Indianápolis, siendo el primer automóvil americano en emplear la tracción delantera, anticipándose por meses al Ruxton y por cinco años al Traction Avant de Citroen, considerado la piedra angular de los autos con este tipo de transmisión. John Oswald se encargaría del chasis y Al Leamy, director de diseño de Auburn, de las carrocerías, siendo responsable de la elegante y peculiar forma de su frontal. La configuración del coche permitía un diseño más bajo y mayor espacio en el interior, cuestión también que permitía la configuración de un habitáculo más bajo de lo habitual. El L29 montaba un motor de ocho cilindros en línea Lycoming, con 4,9 litros (301 ci) y 125 cv de potencia.

Cord fabricó un total de 5.010 unidades del L29 que estaba disponible con cuatro tipos de carrocería estándar: Cabriolet, Sedán, Brougham y Phaeton. La supuesta complejidad técnica y unas prestaciones muy pobres unidas a la crisis económica del Crack del 29 frustaron la existencia de uno de los autos más interesantes e innovadores de la historia de la automoción. 

De los más de 5.000 Cord L29 que se fabricaron sólo 42 recibieron una carrocería exclusiva y de estos hay uno que es el más excepcional de todos, el número de chasis 2927005. El coche fue un ejercicio de estilo realizado por el conde Alexis de Sahknoffsky para la carrocera Hayes Body Company de Grand Rapids, Michigan. De Sahknoffsky, un aristócrata ucraniano cosaco que dejó su patria muy joven huyendo junto a su familia de la Revolución Soviética, se había formado como diseñador en Suiza y se estableció en París. Desde el principio su trabajo fue reconocido obteniendo galardones en concursos de elegancia, destacando especialmente los diseño que realizó para la compañía belga Vanden Plas sobre chasis Minerva, Rolls Royce y Packard.

Fue la Hayes Body Company quien se interesó por el joven ucraniano, que se trasladó a los Estados Unidos. Hayes era un fabricante generalista de carrocerías para los automóviles de gran serie pero De Sahknoffsky convenció a los directivos para realizar un ejercicio de estilo sobre el novedoso chasis del Cord L29 con el objetivo de captar nuevos clientes, incluso a la propia Cord. Si bien la disposición mecánica tan peculiar del Cord daba pie a diseños especialmente bajos y agresivos, De Sahknoffsky fue más allá logrando un automóvil espectacular desde cualquier punto de vista, con una silueta sensual y sinuosa que se vio muy beneficiada por la profusión de ornamentos cromados y el uso de tres tipos de pintura azul diferentes.

En 1930 De Sahknoffsky llevó su L29 a Europa donde logró el máximo galardón en tres de los concursos de belleza más importantes del momento, París, Montecarlo y Beaulieu (Reino Unido). A día de hoy es el único coche americano en ganar tres eventos de este tipo el mismo año. Tras su vuelta a América el L29 tuvo dos propietarios, ambos directivos de la Hayes. En 1941 fue adquirido por el celebre diseñador Brook Stevens que disfrutó de él cinco décadas. En 1987 recibió la máxima distinción en Pebble Beach. En 1991 fue adquirido por Patrick S. Ryan. En 2012 fue vendido en subasta por RM Auctions bajando el martillo en la escalofriante cantidad de 2,4 millones de dólares, marcando la cifra récord de venta de un automóvil Cord.

He aquí el segundo modelo a escala de la firma Esval Models que llega a mi colección, una réplica del Cord L29 Coupé diseñado por el conde De Sahknoffsky para The Hayes Body Company. Nuevamente, quedo gratamente sorprendido con una miniatura de altísima calidad y que viene a poner de manifiesto la profesionalidad de Esval Models. Se trata de una miniatura de manufactura muy fina y cuidada, reproducida de forma excelente y cuyo apariencia global merece la más alta calificación. Sin duda, de los mejores modelos de mi colección en lo que a realización se refiere. Tal y como reseñé en el post dedicado al Hispano Suiza de la misma casa, la miniatura es de resina y el detallado está realizado con piezas de metal fotograbado, algunas de un tamaño tan pequeño que son casi imperceptibles y es necesario el uso de la lupa para verlas bien, como los limpiaparabrisas. Si en el exterior del modelo a escala no se ha escatimado a la hora de realizar su rica ornamentación, lo mismo pasa en el interior. Podría seguir escribiendo líneas y líneas con una descripción detallada de este modelo y seguiría dándome la impresión de quedarme corto, por eso se aporta una buena selección de imágenes con calidad para poder advertir todos los detalles que he enumerado. Hay que felicitar de nuevo a Esval Models por el magnífico trabajo realizado y animarles a seguir en esta línea, esperando pronto poder presentar un nuevo modelo de esta firma.

Al igual que en el Hispano Suiza, y se supone que en todos los modelos de Esval, la miniatura viene acompañada de una tarjeta certificado que indica su condición de serie limitada señalando el número del ejemplar concreto sobre la producción total. Además de una fotografía del vehículo real y una pequeña información sobre el mismo.

4 comentarios:

A.Sivianes dijo...

Uff, qué belleza!
Bienvenida otra nueva compañía (al menos para mí lo es) que se dedica al arte de la manufactura del modelo de precisión.
Para babear largo rato... aunque las fotos son muy buenas, no le deben hacer justicia.

Saludos y felicitaciones!

Keko dijo...

Hola Antonio

Realmente las fotos no hacen justicia a este modelo, que creo que es uno de los mejores que tengo en mi colección.

Saludos y gracias por la visita

golfman dijo...

Oh my God!
It is incredibly beautiful and breathtaking model! Nice color, high-end details. Indeed one of the best, is that I've seen. Definitely I want it.
Congratulations to highlight collection!
Regards Golfman

Keko dijo...

Hello Golfman, nice to meet you here!!! This model suits perfect in your collection. You would like it a lot, you must get it. I´m really charmed with it.

Regards