martes, agosto 25, 2009

Facel Vega Facellia de Neo Scale Models


El intento de Facel Vega por construir un coche más asequible que los grandes GTs y cabrios fabricados hasta el momento y así poder acceder a un segmento más amplio del mercado fue precisamente el hecho que hizo que la última de las grandes marcas francesas entrara en recesión hasta su quiebra a mediados de los 60. Facellia fue el nombre que Jean Daninos eligió para su nuevo vehículo.


Estilísticamente tenía los mismos rasgos que sus hermanos mayores, como las dobles ópticas verticales Megalux, pero era un coche de menor tamaño. El objetivo de la marca era llegar a los automovilistas potencialmente compradores de pequeños deportivos británicos como los MG, Triumph o Austin-Healey. Estaba disponible en dos tipos de carrocería, el coupé 2+2 y el cabriolet. Inmediatamente se reveló como un coche rápido, manejable y bien construido...hasta que llegamos al capítulo mecánico.

Una de las señas de identidad de la marca Facel Vega era que a la hora de motorizar a sus vehículos siempre recurrió a motores de otros fabricantes, concretamente sus modelos V8 equipaban los del grupo Chrysler. Pero Jean Daninos decidió fabricar su propio motor, un cuatro cilindros de 1.6 litros con dos árboles de levas que erogaba 115 CV de potencia. 

El motor se basaba en los diseños de la marca inglesa Weslake y lo fabricó Pont-á-Mousson, el mismo proveedor de las cajas de cambio de los Facel. La mecánica demostró tener una fiabilidad pésima, era una voraz consumidora de aceite y entre sus muchos defectos tenía la tendencia a quemar las válvulas. Las reclamaciones de los clientes se amontonaban y la empresa tardó en reaccionar. Cuando se solucionaron los problemas las ventas se vieron muy mermadas. El motor Pont-á-Mousson fue desechado y el sucesor del Facellia, el Facel III, fue equipado con una mecánica Volvo de 1.8 litros. No obstante, la empresa ya registraba pérdidas importantes y cerró sus puertas en 1964.

He aquí el tercer modelo Facel Vega que realiza el fabricante holandés Neo. Concretamente se trata de una edición especial de 300 ejemplares para la tienda alemana Modelcarworld. Una vez más el buen hacer de Neo queda patente y como en el caso de los FV que ya analicé en otro artículo de este blog, estamos ante una miniatura soberbia. La última réplica 1/43 que se hizo de un Facellia la realizó Provence Moulage, antes de ser adquirida por Norev y la miniatura en cuestión pertenecía a la serie Facel Legend. Era el Facellia gris plata y de interior burdeos que perteneció al actor Jean Marais. Las formas de este Facellia de Neo mejoran bastante al de Provence Moulage y son mucho más acertadas y realistas. El nivel de detalle va en consonancia con el acabado habitual que ofrece Neo, o sea, muy alto. Tanto el acabado del exterior como del interior de la miniatura alcanzan una nota muy alta. En definitiva, aquel coleccionistas que en su día perdió la oportunidad de comprar el Facellia de Provence Moulage, aquí tiene la que sin duda es la mejor opción posible.

No hay comentarios: