domingo, marzo 24, 2019

Ford Country Squire 1953 de Goldvarg Collection










Los primeros automóviles con carrocerías tipo familiar estaban construidos en su gran parte de madera con el objetivo de economizar los altos precios del acero, dado que había que emplear más cantidad de este material para su construcción y ello encarecía el precio final de este coche con respecto al modelo estándar. Ford en Estados Unidos fue pionero en la construcción de este tipos de vehículos. Sin embargo, el éxito que estos coches con carrocería de madera tuvieron entre las clases acomodadas provocó, especialmente en Norteamérica, que en lo sucesivo los autos familiares luciesen paneles de madera ornamentales sobre sus carrocerías ya de acero. Uno de los modelos más representativos de esta corriente ha sido el Country Squire de Ford.

Desde 1950 a 1991, Ford Motor Company viene usando la denominación Country Squire -Escudero- para sus modelos premium con carrocería familiar y los paneles ornamentales de madera han sido su principal rasgo estético de identificación. Cada generación del Country Squire se ha basado en el modelo más alto de gama de Ford del momento.

Nos centramos en la segunda generación Country Squire, la fabricada entre 1952 y 1954 derivada del entonces 'full size car' de Ford, el Crestline. El prestigioso diseñador Gordon Buehrig fue el encargado de las líneas del nuevo Country Squire y le fue encomendado que debería compartir el mayor número de piezas con el resto de sus hermanos de gama. Recordemos que el Country Squire era más largo que el Crestline del que derivaba. Los paneles de madera tenía dos tonos y la tapicería interior era también de una doble tonalidad marrón y crema hecha en combinación con los ornamentos exteriores.

En 1953, Ford celebró sus 50 años de existencia, y los modelos de gama alta lucían un nuevo logo en el centro del volante, así como reposabrazos en las puertas traseras. Entre 1953 y 1954, la gama de colores creció de seis a 12 y se ofrecía la dirección asistida, servofrenos y asientos ajustables eléctricos. 

Los modelos de 1952 y 1953 equipaban el motor V8  239 3.9 litros 'Flathead' con 110 CV de potencia, siendo sustituido en 1954 por el nuevo motor 'Y Block' de cubicaje idéntico pero con 130 CV. Podían combinarse con cajas de cambio manuales de tres y cuatro velocidades o la Ford-o-mátic de tres. En 1955 llegó la nueva generación Country Squire, pero ésa es ya otra historia.

Segundo modelo realizado por nuestro amigo Sergio Goldvarg que reseñamos en 'El Kekomóvil' tras el precioso Mercury Montclair de 1956 mostrado el mes pasado. Para quien no leyera dicha entrada o no lo recuerde, Goldvarg Collection es la marca de miniaturas del arquitecto, periodista, empresario y coleccionista argentino Sergio Goldvarg, que tras unos años sin producir ha regresado con una preciosa colección de clásicos americanos en escala 1/43 realizados en resina.

Se trata del Ford Country Squire de 1953 número de referencia GC-006B en color 'Flamingo Red'. También está disponible en azul. Lo primero que llama la atención de esta miniatura aún sin sacarla de su urna es el impresionante trabajo realizado con los ornamentos de madera, de una gran realidad, incluso los tornillos que en el coche real sujetarían los paneles son de metal fotograbado. Las formas del molde, sus proporciones y el detallado general parecen óptimos y no dejan lugar a dudas de que se trata de un Ford del 53. Tanto los limpiaparabrisas como los logotipos 'V8 Country Squire' de los laterales y uno trasero que reza 'Overdrive' son de fotograbado, y es que Sergio ha querido reducir al mínimo la presencia de estos materiales, que lucen mucho una miniatura, pero que a muchos fabricantes les han dado problemas de frecuentes caídas. El interior también está perfectamente reproducido. 

Sin duda, las miniaturas de Goldvarg Collection merecen la pena y cualquier coleccionistas de clásicos americanos en escala 1/43 las sabrá apreciar en su justa medida. Aún sin ser modelos económicos, su precio nos parece justificado, además son tiradas limitadas a 200 unidades, tal y como pueden comprobar en la última imagen que ilustran la entrada. Ya sólo nos queda estar pendientes de las próximas novedades que el bueno de Sergio nos vaya mostrando.

domingo, marzo 10, 2019

Setra S215 HD 'Alsina Graells' de Salvat







Fotografía cedida por el coleccionista Miguel Ramos Díaz


Salón del Automóvil de Ginebra de 1973. El constructor alemán de autobuses Kässbohrer Setra presenta un nuevo prototipo de bus especialmente llamativo, con el piso sobreelevado y tres ejes. Éste iba equipado igualmente con un motor Mercedes V10, pero más allá de su diseño, inequívocamente Setra, llamaba la atención la cantidad de innovaciones que incluía en su equipamiento, mucho más espacio de carga para el equipaje, cuarto de aseo y un gran parabrisas semipanorámico aún de dos piezas. Faltaban tres años para que Setra conmemorase las bodas de plata del primer autobús que construyeron con su revolucionario sistema de construcción unitaria chasis-carrocería, el S8. Ese mismo año vería la luz la nueva Serie 200, antecesora de la Serie 100, la segunda generación de autobuses Setra, la cual se basó en el prototipo de Ginebra.

La nueva Serie 200 de Setra no sólo era la sucesora espiritual del célebre e innovador S8, sino que el impacto que produjo su lanzamiento en la industria de transportes fue equivalente al de un cuarto de siglo antes. Estaba compuesta por seis autobuses, todos ellos de piso alto. En primer lugar estaban los S211 H, S212 H, S213 H y S215 H, a los que unían los modelos con techo sobreelevado, los S213 HD y S215 HD por 'HoppelDeck'. Sin duda alguna su aspecto no dejaba lugar a dudas de que era un producto genuinamente Setra y con respecto al prototipo de tres ejes presentado en Ginebra, el modelo definitivo lucía un imponente parabrisas panorámico de una sola pieza.

La nueva serie S200 de Setra contaba con autobuses para todos los propósitos, y el modelo que nos ocupa y en el que nos centramos, el S215 HD, corresponde a su modelo gran turismo de largos desplazamientos. Su denominación revela todas las características principales del bus. Es un serie S200 con 15 filas de asientos, piso alto y techo sobreelevado. Los S215 HD equipaban motor Mercedes V8 de 13 litros acoplado a una caja de cambios de seis velocidades. Algunas unidades también emplearon un motor MAN. Tan sólo un año después de su lanzamiento en 1976, el Setra S215 HD recibió el título de 'Autobús del Año 1977' y no es de extrañar que muchas publicaciones especializadas se refiriesen a él como 'El Rolls Royce de los autobuses'. Además, las 27.680 unidades producidas en sus 25 años de fabricación refrendan su éxito, y es que Setra gracias a un proceso de producción muy estandarizado y eficiente fabricaba ocho autobuses al día.

Una de las empresas de transporte que destacaron por el uso de los autobuses Setra fue Alsina Graells, fundada en 1920 en Pons, Lérida, por los empresarios Francisco Alsina y José Graells. La primera expansión de Alsina Graells fuera de su comunidad autónoma, Cataluña, fue en Andalucía, estableciendo concesiones en diferentes comarcas andaluzas para mejorar sus comunicaciones. Almería, Granada y Jaén fueron las primeras provincias andaluzas donde operó Alsina Graells. La actividad de la compañía catalana en Andalucía llevó a fundar la Alsina Graells Sur, con sede en Granada tras absorber una serie de pequeñas compañías locales de transporte y constituyendo todo un referente en lo que al transporte de viajeros se refiere.

Salvat, empresa editorial española especialista en coleccionables por fascículos de todo tipo, complementa su línea de productos con un nuevo tipo de coleccionables cuya novedad radica en su formato de adquisición. A sus habituales colecciones suma este producto, una serie denominada 'Vehículos Históricos Españoles' la cual se adquiere vía internet en la web de la empresa. La colección viene a conmemorar los 150 años de existencia de Salvat e incluye camiones de bomberos, camiones Pegaso -excluidos del coleccionable temático que tiene a la venta actualmente- y autobuses. Todos se venden como ediciones limitadas aunque sin especificar tiradas. De este nuevo coleccionable exclusivo, el primer bus que lo integra es el Setra S215 HD con la librea de la empresa de transportes Alsina Graells. La miniatura está basada en la ya existente obra de Ixo Models y que se ha visto tanto el coleccionable francés de 'Autobuses y autocares del mundo' como en el que Ixo vende en las tiendas con acabado más premium. El modelo a escala está muy reproducido en formas y proporciones y el trabajo en concreto de la decoración de Alsina Graells les ha quedado muy bien, concretamente se trata de la decoración de los autobuses de la división andaluza de la empresa, con el autocar matrícula de Almería, placa con fecha de 1982. Vista la repercusión que está teniendo esta nueva reproducción en foros especializados de coleccionistas y grupos ídem de las redes sociales, parece que el éxito está asegurado. Su punto más negativo es un interior un tanto espartano y sin apenas detallar, algo que los más manitas se afanarán en solucionar. Los más puntillosos han señalado como fallos los tres espejos retrovisores y los tres limpiaparabrisas, cuando parece que las versiones vendidas en España de este bus no mostraban esta configuración. En todo caso, nuevamente, los más habilidosos sabrán darle solución. Por mi parte, mi autobús se quedará como está.

Y llegados a este punto, se impone la anécdota cargada de nostalgia que me liga de una manera a los Setra de Alsina Graells. Cuando era pequeño, la ventana de mi cuarto de juegos daba a la antigua cochera de Transportes Comes en Cádiz. Imagínense un niño pequeño con adicción a todo aquello que tenía ruedas y motor todo el día asomado viendo entrar y salir buses. Y entre tanto autobús verde de Comes -todos o en su mayoría Ayats- llegaba cada cierto tiempo el imponente Setra rojo brillante de Alsina que cubría el trayecto Granada-Cádiz. Y para mi era como ver una visión, algo tan llamativo entre tanto bus verde apagado. Incluso años después tuve ocasión de viajar hasta Málaga en un Setra S215HD de Alsina. Hace unos días, me llegaba vía Facebook el anuncio del nuevo Setra de Alsina vendido por Salvat y no pude resistirme. A los tres días ya estaba en casa. Y hoy aquí está en el blog, ese mítico autobús rojo que tanto llamaba mi atención en mi niñez, hoy lo tengo en la vitrina. Ya no tengo que asomarme a la ventana para verlo, porque ya la cochera de Comes no está, ya sólo tengo que mirar a mis vitrinas y ahí está, ese recuerdo de niñez que hoy comparto por aquí con todos mis lectores y visitantes.