sábado, noviembre 24, 2018

Opel Kadett B & Knaus Schwalbennest de Schuco







Opel lanzó el Kadett en el año 1962 como respuesta a todos los turismos populares que entonces poblaban las carreteras europeas, el Ford Anglia, el Renault 8, el Fiat 1100 o el Volkswagen Escarabajo. La segunda generación o Kadett B vio la luz en 1965.

El Opel Kadett B basó su éxito en una amplia oferta de carrocerías y motores para todos los gustos y necesidades. Se vendía como sedán de dos y cuatro puertas; fastback de tres y cinco puertas; kombi familiar de tres y cinco puertas; y coupé fastback de dos puertas. Los motores eran todos de gasolina y cuatro cilindros, de 1.0,1.1, 1.2, 1.5, 1.7 y 1.9 litros, con potencias entre los 48 y 105 CV. 

Hay que puntualizar que no todas las opciones mecánicas eran combinables con todas las carrocerías y que algunas estaban reservadas para ciertos mercados concretos, con todo, la oferta seguía siendo muy abundante. Carrocerías y motores se ofrecían con tres niveles de equipamiento, el standard, el L y el LS. El Kadett B Rally sólo estaba disponible con carrocería coupé fastback pintada con franjas al estilo de los 'muscle car' americanos y con el motor más potente de todos, el 1.9.

El Kadett fue concebido por Opel como un coche de vocación europea y universal, ¿qué quiere decir esto? Pues que se trataba de un coche ya preparado para una gran difusión geográfica, sencillo para poder adaptarse a todos los mercados a donde iba dirigido. Y parece que consiguieron su objetivo pues durante los ocho años que estuvo en venta el Kadett B se vendieron más de 2,6 millones de ejemplares, el primer gran récord de ventas de la firma del rayo. 

En Alemania se vio muy beneficiado gracias a la obsolencia que iba acusando el Volkswagen Escarabajo con el paso del tiempo frente a un Kadett más moderno, avanzado y acorde con los tiempos. Llama la atención que el Kadett B se vendió muy bien en el Reino Unido, un mercado muy poco habitual para Opel dada la presencia en dicho país de Vauxhall, también división de General Motors. De hecho estos Kadett B equipaban motor Vauxhall. 

Por su parte, la Schwalbennest, literalmente, 'nido de golondrina', es la primera caravana realizada por el fabricante alemán Knaus. Fue presentada en 1961 y pese a su contenido tamaño, incluye sala estancia modulable a dormitorio, armario, cocina, frigorífico y hueco para la bombona de gas. Está diseñada para dos ocupantes, de ahí su nombre, ya que es un auténtico nido. En 2011, para celebrar su 50 aniversario, Knaus lanzó una réplica actual de estilo retro de la Schwalbennest. La combinación de esta caravana con un Opel Kadett B sedán de dos puertas no sólo resulta favorable estéticamente, sino también acorde al corresponder ambos vehículos al mismo periodo de tiempo.

De la mano del fabricante alemán con sede en Nuremberg nos llega otro simpático conjunto de automóvil y caravana similar a otros presentados en entradas anteriores. En ambos casos se trata de miniaturas correctas en formas y proporciones y con un muy buen nivel de detalle y acabado. Mientras el Kadett está realizado en diecast, con algunos detalles en fotograbado, como los limpiaparabrisas y los calandra; la caravana es resina. Ésta no cuenta con interior detallado. Sea como sea, se trata de un conjunto de lo más atractivo que llenará de color las vitrinas de cualquier coleccionista que se precie.

No hay comentarios: