domingo, enero 21, 2018

Pontiac GTO 'The Judge' 1970 de Neo Scale Models








"Si usted es una persona a la que no le gusta ser vista, éste no es su coche", fue la frase con la que la prestigiosa revista americana 'Road Test' se refirió a la nueva generación del Muscle Car por antonomasia, el GTO de Pontiac. Los años 60 llegaban a su fin y Chrysler había dado un importante golpe de efecto en el mercado de los Muscle Cars a su competencia. John Z Delorean, padre del Pontiac GTO, considerado el Muscle Car original, se puso de nuevo al frente de su equipo para trabajar en revertir dicha situación.

El enemigo a batir era el Road Runner de Plymouth, un modelo vendido en la gama económica de Chrysler pero que a base de añadirle opciones y personalización terminaba costando igual que el GTO de Pontiac. El nuevo GTO tenía un diseño más estilizado que su antecesor y destacaba su nuevo frontal, presidido por la gran nariz y los faros descubiertos. La zaga quedaba coronada por un gran alerón trasero "digno de un Boeing 747". El conjunto estético quedaba completo con las franjas ornamentales de colores sobre los guardabarros y las inscripciones 'The Judge' -El Juez- en las aletas delanteras y detrás. El nombre 'The Judge' se debía a un programa de TV muy popular en Estados Unidos en los años 60, denominado 'Laugh In'.

John Z Delorean se opuso categóricamente a la propuesta de su comité de trabajo, que recomendó un motor 350 ci para el nuevo GTO,  "un coche con espacio suficiente para un 400 ci". Así pues dos fueron las opciones mecánicas del GTO de 1970, el Ram Air III de 366 CV y el Ram Air IV con 370 CV como opción. Esta última podía competir de tú a tú con el Plymouth Roadrunner 440 Six Pack. Los motores podían combinarse con cajas de cambio manuales de tres y cuatro velocidades y una automática de cuatro, todas con el clásico selector en forma de T fabricado por Hurst. Ofrecido tanto en coupé como en descapotable, Pontiac vendió un total de 32.737 unidades del GTO del 70.

Fabricado en resina y con un acabado de enorme calidad, hoy presentamos en el blog esta preciosa miniatura de Neo Scale Models, un fabricante con un más que extenso catálogo repleto de referencias de clásicos americanos, muchos de los cuales ya han pasado por aquí. Destacan de este modelo la precisión de sus formas y proporciones y el fino acabado que incluye todo tipo de detalles incluyendo piezas de fotograbado que otorgan un gran realismo al conjunto, sin olvidar el pequeño cuentarrevoluciones extra sobre el capó. Sin duda, el coleccionista de clásicos americanos y Muscle Cars no podrá aguantar la tentación de añadir este GTO del 70 a su vitrina.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Modele amerykańskich aut od NEO są świetne, a ten model jest tego przykładem :)
Pozdrowienia

Jorge Luis dijo...

Excelente artículo sobre uno de los iconos de las carreteras norteamericanas de los '60 y '70. Aún recuerdo su protagonismo (el del coche) en un viejo filme independiente de los años '70 coprotagonizado por el cantautor James Taylor y uno de los miembros de la banda Beach Boys (los del surf, vaya), que aquí fue traducida como "carretera de dos direcciones" o algo similar (la memoria me falla cada día más). Los dos personajes recorrían los EE.UU haciendo carreras a bordo de un Chevy de 1955 que preparaban, y el antagonista lucía un flamante Pontiac GTO de 1970 (creo que también era el "The Judge"). La ví muy de pequeño, y no me enteré bien de la trama, ni de las motivaciones de los personajes (hablaban poco, la verdad), pero la imagen de ese TO circulando a toda velocidad por la autopista sí que se quedó grabada a fuego en mi memoria. Como también soy amante de los muscle car y los clásicos americanos en general, me hice con una reproducción de ese mismo modelo a escala 1:18, realizada de forma soberbia por GMP.