sábado, enero 27, 2018

Maserati 3500 GT Coupé Touring de Neo Scale Models








Casi todos los fabricantes de automóviles cuentan en su trayectoria con un vehículo especial por muy diversos motivos. En el caso de la firma italiana Maserati, ese honor recae en el 3500 GT, auto trascendental que situó a la marca del tridente por derecho propio en el mercado de los coches de Gran Turismo, siendo el primer Maserati en producirse en serie.

Maserati comenzó a hacerse visible gracias a los éxitos que comenzó a cosechar a principios de la década de los años 50 del siglo pasado, logros que tenían como artífice al motor de seis cilindros Twin Cam ideado y desarrollado por el ingeniero jefe de la firma, Giulio Alfieri. Con un cubicaje inicial de 2.0 litros para el modelo A6CGM, fue creciendo hasta los 3.0 y 3.5 litros siendo empleado por los modelos de competición 300S y 350S que tomaron parte en el Campeonato de Resistencia. Paralelamente, Maserati ofrecía como autos de calle la serie A6, coches que tuvieron muy buena aceptación entre el exclusivo público que podía acceder a ellos, pero que se fabricaban en series limitadas y con carrocerías a medida, lo que suponía que Maserati no podía satisfacer la alta demanda que generaban sus coches, pero a la vez probaba que la idea de fabricar un automóvil de calle en serie podía ser factible.

El desarrollo del proyecto de un nuevo coche de calle para Maserati comenzó a gestarse en 1955. En aquellos tiempos la marca también fortaleció su programa de participación en la Fórmula 1, que culminaría con el logro del Título Mundial de 1957 con el Chueco Juan Manuel Fangio en sus filas, precisamente el mismo año que se lanzó el 3500 GT. Alfieri partió de la base del motor del modelo de competición 350S. El ingeniero tuvo que desplazarse al Reino Unido en busca de proveedores, y es que en aquella época, la regulación gubernamental italiana obligaba a los fabricantes de autos a fabricarse sus propios componentes, cosa que para un fabricante pequeño y semi artesanal como Maserati era absolutamente inviable. Con todo, Alfieri logró el suministro de algunas piezas italianas, como carburadores Weber o e sistema de encendido Marelli. Otros componentes provenían de firmas británicas como Salisbury -ejes traseros-, Girling -frenos- o Alford & Alder -suspensión-. La instrumentación interior corrió a cargo de Jaeger.

El siguiente paso era la carrocería, pieza fundamental de todo deportivo italiano que se precie. Los hermanos Orsi eran entonces los propietarios de Maserati. A través del empresario Franco Cornacchia, un importante distribuidor de Ferrari, Omar Orsi contactó con Carlo Felice Bianchi Anderloni, de Carrozeria Touring de Milán. Como muestra, Touring realizó un 3500 GT con carrocería 2+2 en color blanco, que se denominó 'Dama Bianca', que fue expuesto en marzo de 1957 en el stand de Maserati del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra. Estaba construido en aluminio siguiendo el método Superleggera'. También se expuso un ejemplar con carrocería de Allemano. Finalmente, fue Touring quien logró el contrato para producir la carrocería cerrada del 3500 GT. Un año más tarde se presentaría en el Salón de Turín la versión descapotable, en este caso las carrocerías eran obras de Vignale, que en esos años contaba con el prestigioso Giovanni Michelotti como principal diseñador.

En el capítulo mecánico, el nuevo Gran Turismo de Maserati hacia gala de su excelencia. El motor seis cilindros en línea Twin Cam de 3.5 litros erogaba 220 CV en su versión de carburación, mientras que en los modelos posteriores con inyección mecánica Lucas ésta era de 235 CV. En ambos casos, la transmisión era manual y fabricada por ZF. Inicialmente de cuatro velocidades y más tarde de cinco. Durante sus siete años de vida entre 1957 y 1964 se fabricaron 2.226 Maserati 3500 GT: 245 eran Spider Vignale, cuatro Allemano, un Zagato, dos Boneschi, un Bertone, un Moretti y 1.972 Touring, el grueso principal de la producción.

Hace ya unos años, por lo menos 13, que Minichamps lanzó su popular miniatura del Maserati 3500 GT Spider Vignale, el cual tiene su propia entrada en este blog tal y como atestigua un enlace dos párrafos más arriba. Desde entonces siempre he tenido el deseo de añadir la versión coupé con carrocería Touring, bajo mi punto de vista, el 3500 GT más característico de todos. Durante mucho tiempo, la única opción era la cara miniatura del fabricante semi artesanal BBR, que con un precio cercano a los 300 euros era una opción a no tener en cuenta por mi. A posteriori llegó la miniatura realizada por Leo Models para un coleccionable de kiosco italiano dedicado en exclusiva a Maserati, réplica en el extremo opuesto al primero, con un nivel de calidad que no me satisfacía. La respuesta final llegó de Neo hará cosa de tres o cuatro años y finalmente la he añadido a la colección como un regalo de Reyes de mi querida Madrina. La miniatura es realmente espléndida y me atrevo a decir que la considero uno de los trabajos más finos realizados por Neo. Un molde correcto y acertado en formas y proporciones con un acabado de gran precisión y detallado, lo que unido a un precio intermedio, ni caro ni barato, hacen de él una magnífica miniatura. Neo viene a ofrecerla en dos colores y con diferentes acabados, la versión bicolor con llantas Borrani de radios que aquí mostramos y otra gris con tapacubos. La elección de ésta me resulta obvia por ser de un color muy característico tanto de Maserati como de la firma que realiza su carrocería, el denominado 'azul Touring'. Una miniatura redonda en todos los aspectos y digna de estar en cualquier colección que se precie, sobre todo entre los que poco a poco queremos reunir los Maserati más clásicos.

No hay comentarios: