domingo, junio 18, 2017

Volkswagen Beetle Type 1 Deluxe 1963 'Herbie the Love Bug' de Elite







Muy pocos podrían aseverar en el año 1963 que el modelo L87 Pearl White 117 Model Volkswagen Type 1 Deluxe salido de la factoría de Wolfsburg se convertiría unos años más tarde en el más popular de todos los Escarabajos fabricados por Volkswagen, todo gracias a la mano maestra de Walt Disney y su factoría cinematográfica de ilusiones.

Estrenada en 1968 bajo el título 'Herbie the Love Bug' -en España, 'Ahí va ese bólido'-, la película narra las aventuras de Jim Douglas, un fracasado aunque incansable piloto de automóviles americano interpretado por el actor Dean Jones, que buscando un automóvil con el que poder dar cumplimiento a su sueño de ganar competiciones, viene a dar con sus huesos en el concesionario de coches de lujo y deportivos del señor Peter Thorndyke.

A Douglas se le van los ojos detrás del impactante 'Thorndyke Special' amarillo que lucía en un expositor giratorio -en realidad, un Apolo GT-, sin embargo un modesto Volkswagen Type 1 que estaba en el garaje del negocio de automóviles toma su iniciativa y dedica adoptarle. Douglas comienza a acusar a Thorndyke y a su gente de practicar "tácticas ilícitas de ventas", pero lo cierto es que finalmente el piloto se queda con el Beetle blanco perla.

No tarda en descubrir Jim Douglas que lo que tiene entre manos no es un simple utilitario, sino un coche con alma capaz de hacer todo lo que se propone y, sobre todo, muy convencido de ayudar a su dueño a ganar todas las carreras que disputen. Tennesse Steinmetz -intepretado por Buddy Hackett-, el íntimo amigo y mecánico de Jim Douglas decide bautizar al simpático Volkswagen como 'Herbie' en recuerdo de un tío suyo. La utilización del dorsal número 53 fue un homenaje al jugador Don Drysdale de Los Ángeles Dodgers.

Tras tomar parte en diversas carreras a nivel local, Thorndyke aprecia que el pequeño VW esconce algo más, e intenta hacer la vida imposible a Douglas con tal de que le revenda a Herbie. Finalmente, ambos solucionarán sus diferencias tomando parte en una carrera, la 'Riverside-El Dorado', que recorre todo el Estado de California. Llama la atención cómo Herbie se enfrenta sin ruborizarse lo más mínimo a deportivos de competición de las más prestigiosas firmas: Ferrari, Triumph, Jaguar, Lotus, Austin Healey, etc... Dejando de lado el componente mágico de las producciones de Disney, lo cierto es que Herbie realmente ocultaba bajo su capó trasero el motor de un Porsche 356.

Dado el éxito de la primera producción, Disney ofreció cuatro secuelas más: a 'The Love Bug' -1968- le siguió 'Herbie rides again' -'Herbie cabalga de nuevo', 1974-. En esta ocasión la acción del filme no se desarrolla entre carreras, y Herbie tiene que actuar como justiciero ante los desmanes del propietario de una inmobiliaria. Tampoco veríamos aquí a los protagonistas originales. 

Tres años después llegaría 'Herbie goes to Montecarlo', película que incluiría no sólo el regreso de Herbie a su medio natural, las carreras, sino el retorno del protagonista original, el piloto Jim Douglas interpretado de nuevo por Dean Jones. Douglas y su coche llegan a París para tomar parte en una ficticia carrera entre la capital francesa y el Principado de Mónaco. Quizás lo más reseñable de esta película es la historia de amor que el popular Escarabajo vive junto a "una" Lancia Beta Montecarlo llamada por su dueña 'Giselle'.

La cuarta entrega de la saga data de 1980 y llevó por título 'Herbie goes Bananas' -'Herbie Torero', en España-. Posiblemente la entrega más floja, se pierde de nuevo a los protagonistas originales, y sitúa la acción en México, donde Herbie se verá inmerso en la búsqueda de un viejo tesoro indígena. Cuando parecía que la franquicia de Herbie había llegado a su fin, 25 años después llegaría 'Herbie: full loaded' -'Herbie a tope', en España', con la polémica actriz Lindsay Lohan como protagonista, acompañada por Michael Keaton y Matt Dillon. En esta ocasión los protagonistas preparan a Herbie para tomar parte en la Nascar, con un enorme abuso de efectos digitales y sin nada de la esencia de las películas originales.

Dentro de su serie de miniaturas Elite, el fabricante Hotwheels ofrece una serie de reproducciones de automóviles de algunas famosas y populares películas y series de TV. Ya en el blog hemos visto desfilar a algunos de los integrantes de esta serie -ver la última foto de la entrada- y hoy toca la nueva incorporación, que no es otra que el popular Herbie con el aspecto de la primera película de la saga. La miniatura está realizada en diecast y cuenta con un altísimo nivel de detalle, con muchas piezas independientes de metal fotograbado que le dan un aspecto muy similar a miniaturas de resina de más empaque. Detalles como los limpiaparabrisas, los cinturones de seguridad o la lata de gasolina en el asiento trasero. Una miniatura magnífica, que puede encontrarse a precios muy interesantes y con un importante componente nostálgico.

Es precisamente este componente nostálgico el que me incitó a su compra, pues desde muy pequeño me considero un gran fan de la saga de películas de Herbie, las cuales tengo en mi filmoteca. De hecho, me gustaría dedicar esta entrada a mi hermano Jaime, por todas esas veces que cuando éramos pequeños me pedía que le pusiera en nuestro viejo vídeo Beta las películas de Herbie.