viernes, octubre 07, 2016

Rolls Royce 40/50 HP 'Silver Ghost' Barker 1907 de Neo Scale Models









Rolls Royce hizo debutar en el Olympia Motor Show de 1906 su nuevo modelo 40/50 HP de seis cilindros, un nuevo automóvil destinado a seducir a los paladares más finos y selectos. Para ello desplazó al evento cuatro unidades de dicho automóvil, las primeras fabricadas en la factoría de Cooke Street, en Manchester.

Claude Johnson, director de ventas de Rolls Royce, consciente del enorme potencial del coche, decidió potenciar aún más su promoción y para ello, tomó el 12º chasis fabricado, un modelo de batalla corta para el que encargó una elegante carrocería tipo Tonneau al especialista Barker, que la bautizó como 'Roi des Belges' -Rey de los belgas-. Johnson ordenó específicamente que fuera pintado en color gris plata con el interior en verde muy oscuro. Elementos como el parabrisas, la calandra del radiador o los faros fueron realizados en plata.

Cuando el Rolls Royce 40/50 HP número de chasis 60551 salió de los talleres de Barker, Claude Johnson quedó totalmente extasiado ante su etérea e impactante estampa y, gracias a su refinado y eduardiano tino para los nombres, lo bautizó como 'The Silver Ghost' -el Fantasma de Plata-, nombre que a priori fue estampado en una elegante plaquita que se colocó justo en la zona intermedia entre el parabrisas y el capó motor.

En 1925 Rolls Royce presentó el nuevo modelo 40/50 HP, conocido como Phantom. Fue en ese momento cuando a todos los 40/50 HP anteriores a dicha fecha se les denominó Silver Ghost, pero lo cierto es que el único Silver Ghost oficial es el número de chasis 60551, también conocido como el 'AX 201', tal y como reza en su matrícula.

Durante un año, el 'AX 201' fue sometido a todo tipo de pruebas de conducción que avalaron su excelente calidad de construcción y fiabilidad mecánica. El 14 de julio de 1908 fue adquirido por Daniel Hanbury, hijo del noble sir Thomas Hanbury, que retiró el coche del concesionario el 2 de septiembre.

Todo el tiempo que el 'AX 201' estuvo en propiedad de Mr Hanbury el mantenimiento fue efectuado por la propia Rolls Royce, aunque se le hicieron leves modificaciones, como la instalación de un baúl trasero para el equipaje. En 1925 el coche sufrió un golpe en el chasis cuando la familia viajaba a su casa de verano en Italia. Fue reparado en 1930 y en esos años siguió en uso.

En 1945, Daniel Hanbury murió y el Silver Ghost pasó a manos de su yerno, el Mariscal del Aire sir Alec Coryton. Tres años después, el 27 de octubre, el coche volvió a manos de Rolls Royce, que tras una exhaustiva restauración durante cuatro años volvió a presentarse en sociedad en el Salón del Automóvil de Bruselas de 1952.

En 1954 y en 1957 participó activamente en dos importantes efemérides, el 50º aniversario de Rolls Royce y en el 50º del Circuito de Brooklands. En 1964, el 'AX 201' fue cedido durante 23 días para el rodaje de la exitosa comedia 'Those magnificent men in their flying machines' -'Aquellos chalados en sus locos cacharros'-, donde el coche adquirió un singular protagonismo. No fue su única aparición en la cultura popular, pues en 1972 también fue empleado en la serie de la BBC 'The Edwardians'.

En la década de los 70 tuvo también una vida social muy intensa, destacando sus apariciones en el Rolls Royce Silver Jubilee -1977- y en el 75º Aniversario de la marca -1979-. En 1982 el Silver Ghost cumplió 75 años y por este motivo fue inmortalizado en un sello del Royal Mail. Quizás el mayor momento de gloria del Silver Ghost fue cuando transportó la Reina Elizabeth y a su marido, el duque de Edimburgo, en una visita a la fábrica de Crewe allá por 1987.

A día de hoy el Silver Ghost sigue estando en perfecto estado de revista y su situación como el privilegiado embajador del 'Mejor automóvil del mundo' no tiene visos de cambiar. Y que así sea.

De la mano de Neo Scale Models, fabricante de miniaturas en resina de aparición muy habitual en estas páginas, nos llega la réplica del 'Veteran Car' por excelencia, el Silver Ghost original de Rolls Royce.  Se trata de un modelo de una reproducción muy cuidada y minuciosa con un acabado de increíble calidad. Por descontado es su increíble detallado lo que más llama la atención, además de su apariencia ultra delicada y su poquísimo peso. Además cuenta con un molde de formas correctas y proporcionadas. Esta miniatura ya ha sido realizada por diversos fabricantes en escala 1/43. Por un lado está la vetusta reproducción de Franklin Mint, siguiéndoles los muy exclusivos de ABC Brianza e Ilario. BoS Models realizó recientemente su miniatura y mucho me temo que este Neo deriva de ésta, aunque tiene un acabado mucho más rico y trabajado. Sea como sea, se trata de un modelo de obligada posesión para un coleccionista de clásicos a escala.

2 comentarios:

A.Sivianes dijo...

Estoy de acuerdo contigo, debería ser obligado tenerlo para lucirlo en cualquier buena colección que se precie.

Me apasionó tanto el modelo como la historia que tiene detrás, debe ser impresionante conducir un coche así y conocer todo lo que tuvo que vivir ese Rolls. Y no digamos la gente importante que ha transportado!

Felicitaciones, es una "pasada", y el real debe ser deslumbrante.

Saludos!

Keko dijo...

Gracias Antonio. Como coleccionista de Rolls Royce no podía dejar pasarlo. Es una pieza que impacta por su inmensidad de detalles y su apariencia frágil.

Saludos