miércoles, septiembre 07, 2016

Citroen Mehari de Solido








Corría el mes de mayo de 1968 en Francia y de forma paralela a las revueltas estudiantiles en las calles de París, Citroen lanzaba un nuevo y peculiar modelo que constituyó todo un llamamiento a la libertad y a la despreocupación.

El 16 de mayo de aquel año, el campo de golf de la bella localidad de Deauville era el escenario de la presentación del nuevo Citroen. Se trataba de un vehículo con carrocería descubierta proyectado por el conde Roland de la Poype, antiguo as de la aviación de la II Guerra Mundial y en esos tiempos al frente de la empresa 'Societé d´Etudes et d' Applications des Plastiques', responsable de su construcción en plástico ABS -Acrilonitrilo Butadieno Estireno-.

Fue denominado Mehari, palabra que en la lengua del Sahara denomina a un tipo de dromedario muy rápido. El coche estaba concebido como un vehículo de propósito múltiple y servía tanto para el trabajo en el campo como para el ocio. Gracias a la altura de sus chasis, el Mehari podía moverse por soltura por todos los terrenos pudiendo superar pendientes de hasta el 60 por ciento en su versión 4x4.

Mecánicamente se basaba en un conjunto chasis-motor-transmisión del 2CV 6 y del Dyane 6 con la mecánica bóxer de dos cilindros y 603 cc. Estuvo en fabricación entre 1968 y 1988, produciéndose además de en Francia en Bélgica, en fábrica de Mangualde en Portugal, en Argentina y en Citroen Hispania en Vigo, España.

En toda su trayectoria tuvo una vida especialmente ajetreada, sirviendo en el Ejército Francés, como coche médico en el París Dakar o protagonizando películas como 'El gendarme de Saint Tropez'. El Mehari se exportó a los Estados Unidos durante los años 1.69 y 1970 siendo clasificado allí como camión. Fue empleado en Hawaii como coche del alquiler habitual, así como por el servicio de seguridad del magnate de la prensa William R Hearst en su mansión Hearst Castle de San Simeon, California.

En Sudamérica, los ejemplares fabricados en Argentina eran de fibra de vidrio. En 1971 la producción pasó a Uruguay debido al abandono de Argentina por parte de Citroen debido al colapso económico. En Uruguay, se vendió una versión propia del Mehari, el Ranger. El Mehari se vendió en un total de ocho colores, siendo el más popular de todos el Naranja Kirghiz.

La miniatura que protagoniza esta nueva entrada fue distribuida por la editorial Salvat en su coleccionable 'Coches Inolvidables' como entrega número 24. Está fabricada por Solido. Es un modelo a escala completamente de plástico al igual que el coche real. Destaca su buen molde, correcto en formas y proporciones y su acabado puede calificarse como muy básico, aunque totalmente correcto. Bajo mi punto de vista se trata de una de las mejores miniaturas realizadas por Solido junto a sus excelentes Fiat/Seat 600.

1 comentario:

A.Sivianes dijo...

Hola Keko!

Para mí los mejores Solido que he visto han sido los Lancia Lybra, ALfa Romeo 166 y 147 y el Ford Fiesta del techo de vinilo. Eso sí, creo que fueron subcontratados (el Lybra parece de Minichamps!).

Y de Meharis... creo que los mejores son los NOREV y Eligor, por lo finos que resultan.

Tu versión no la conocía y me sorprendió que sea de plástico, si bien esto no es importante a fin de cuentas.

Saludos!