domingo, septiembre 18, 2016

Austin Mini Moke de Vitesse






La BMC, en un intento de captación de negocio en el sector de los vehículos militares, fuertemente monopolizado por Land Rover, Alec Issigonis, el creador del popular Mini, diseñó un vehículo basado en un chasis reforzado del mítico utilitario con el que compartía la totalidad de sus partes mecánicas. Para el ingeniero greco británico no era el primer vehículo que construía, pues unos años antes había diseñado el Nuffield Guppy.

Los primeros prototipos se denominaron internamente 'Buckboard', un tipo de carruaje de diseño muy sencillo y elemental. El coche fue concebido para ser lanzado en paracaídas y de esa forma se presentó a las autoridades militares, pero su acogida no fue la esperada y a excepción de La Armada, no causó interés alguno debido a dos factores: su escasa altura al suelo y un motor demasiado pequeño. Como último recurso, algunos ejemplares fueron dotados de tracción integral. La BMC también lo ofreció al Ejército Americano, que tampoco mostró interés. Sólo el Ejército de Brasil incorporó algunos Buckboard a su parque móvil, los cuales protagonizaron un episodio en la rebelión de Rupununi, cuando unos rebeldes de Guyana atravesaron la frontera brasileña.

Descartado ya como vehículo militar, la BMC decidió producirlo como automóvil civil orientado hacia un uso lúdico, denominándolo Moke, una forma coloquial de referirse al asno. Fue lanzado al mercado en 1964. BMC trató de que obtuviera la clasificación de vehículo comercial, pero la administración pública no lo consideró así, por lo que su tasa de compra era especialmente alta, lo que perjudicó sus resultados comerciales.

BMC lo vendió como Austin Mini Moke y Morris Mini Moke. En Sudáfrica y Australia se denominó Leyland Mini Moke. Iba equipado con el motor de cuatro cilindros y 850 cc. Diversas apariciones en la cultura popular han contribuido a convertirlo en un vehículo de culto, como en la serie de TV 'The Prisioner, en el videoclip de la canción 'Berkshire Poppies', de Traffic o en la película 'Live and let die', de la saga del Agente 007 James Bond.

A lo largo de su vida comercial, entre 1964 y 1993, el Moke ha vivido todo tipo de usos, desde coche de policía en Macao hasta vehículo de alquiler en destinos turísticos de playa, como Islas Mauricio, Seychelles, Barbados, Magnetic Island o Pitcairn.

La miniatura está realizada por el fabricante Vitesse en metal y plástico. Cuenta con un molde correcto y proporcionado y un más que atractivo acabado con un nivel de detalle razonablemente bueno, lo mismo se puede decir de su calidad.

2 comentarios:

A.Sivianes dijo...

Está realmente bien, Keko, a mí me convenció!

Solo una vez he visto uno de estos cochecitos, fue en el Algarve, y me llamó mucho la atención. Lo asocio mucho con la costa, la playita...

Espero poder pillarlo algún día, me resulta muy simpático este cochecito.
Saludos!

Keko dijo...

Es una miniatura muy simpática y muy bien hecha. Además del Vitesse, disponible en varios colores, tienes el de la colección de James Bond. Este Moke lleva conmigo como ocho años y aún no lo había presentado aquí.

Saludos Antonio