domingo, enero 03, 2016

Pegaso Z102B/103 Berlinetta Touring Panorámica de Neo Scale Models






La expresión popular "otro gallo cantaría" viene a emplearse en sentido condicional para referirse al hipotético éxito de un proyecto o una situación fracasada por circunstancias adversas y cuyo triunfo se hubiera producido de ser estas mejores. Esta expresión ha sido seguramente referida en muchas ocasiones al proyecto del coche deportivo español Pegaso, un automóvil que a día de hoy se le rinde auténtica idolatría tanto por parte de los aficionados como de la prensa especializada internacional, pero que en su día no contó con la confianza necesaria para salir adelante.

Corría el año 1953 y el equipo de Wifredo Ricart en el CETA (Centro de Estudios Técnicos de Automoción) de la Empresa Nacional de Autocamiones Enasa trabajaba en el desarrollo de una berlina de alta gama bajo el nombre Z104 para complementar al deportivo Z102. El estudio incluía un bastidor tubular con batalla de tres metros -lo que hacía pensar que la berlina de lujo de Pegaso tendría el porte de autos como el Jaguar MK VII o el Mercedes 300- y un nuevo motor V8 más potente y elástico bajo la denominación Z103. Sin embargo, el proyecto del 'Gran Pegaso' comenzó a demorarse -nunca se llevó a cabo- y Ricart optó por desarrollar sobre el bastidor Z102 un nuevo coupé más grande y espacioso cuyo diseño y construcción se encargó a Touring de Milán.

El auto recibiría la denominación Z103 y su rasgo más definitorio fue la adopción de un parabrisas panorámico con los montantes dirigidos hacia atrás, un recurso estilístico muy propio del diseño automovilístico americano que popularizase Harley Earl desde que en 1951 presentó su concept car Buick Le Sabre.

El automóvil objeto de esta entrada es la referencia número 72 dentro de los 86 'Pegasines' construidos con número de chasis inicial 01021500111, más tarde y definitivamente 01021500172, matrícula BI-40126. El automóvil en cuestión salió de la fábrica de Enasa en 1956 y fue expuesto en los salones de Turín y París en los meses de abril y octubre, respectivamente. En los últimos meses de 1956 fue cedido temporalmente a Romero Requejo, cliente de la casa y piloto, mientras su ejemplar era reparado tras sufrir un accidente. Devuelto en abril de 1957 es objeto de una profunda reparación y puesta a punto, incluyendo su cambio de nomenclatura de Z102B a Z103 tal y como estipulaba la casa Pegaso con todas las unidades construidas a partir de 1956. Bajo su capó latía la versión de 3,2 litros del motor V8 de la casa, erogando en este caso 270 cv de potencia. En 1958 es adquirido por Florentino Lecanda, de Bilbao.

Tras 14 años el auto es repintado en rojo y exportado a Estados Unidos y junto a un Saoutchik pasaría a ser propiedad de un médico de California, Hamilton Morgan M. Kelly. Es entonces cuanto entra en escena el joven aficionado local Jeff Vopal, que descubre ambos coches y convence a sus padres, Jack y Vi, para adquirirlos y restaurarlos. 6.000 dólares pagaron los Vopal por ambos coches en 1972. Éste proyecto sería el sueño a llevar a cabo por el joven Jeff una vez hubiere finalizado sus estudios, pero de manera muy trágica, Jeff falleció víctima de linfoma. Un año después, Jack Vopal y su yerno, Karl Baker, decidieron restaurar el Z103 a su estado original (cambio a color gris y tapicería roja) y presentarlo en Peeble Beach como homenaje a Jeff. Es algo estupendo que un automóvil tan exótico y legendario como el Z103 esconda tras de sí una historia tan llena de sentimiento. Hoy día el Z103 referencia 72 sigue en manos de los Vopal y está considerado uno de los Pegaso mejor conservados de los que sobreviven, además de ser uno de los pocos Z103 que se fabricaron. Y cuenta en su haber con más de 90 premios y galardones.

Los datos para la reseña han sido extraídos del portal Piel de Toro y de un artículo de la revista 'Motor Trend' de diciembre de 2013 escrito por Frank Markus, además de los detalles e información facilitados por el amigo Pegasín Cetacientodós

Sin duda alguna 2015 ha sido un buen año en lo que a miniaturas de los legendarios automóviles Pegaso se refiere, especialmente en escala 1/43. Dos referencias de Neo Scale Models -que se añaden a las primeras que realizó en 2014- y una de Matrix Scale Models pueden parecer pocas, pero lo cierto es que hasta hace bien poco los coleccionistas españoles apenas podíamos soñar con tener algo así. He querido inaugurar la primera entrada del año en 'El Kekomóvil' con un Pegaso, una de las últimas miniaturas que adquirí en 2015 y creo que no puedo iniciar el año de mejor forma como coleccionista. Confiemos en que los fabricantes de modelos a escala mantengan la tónica y poco a poco los coleccionistas -españoles y de otros países- podamos disfrutar de más miniaturas de los legendarios 'Pegasines'. Centrándome ya en la miniatura que nos ocupa la entrada, se trata de la réplica a escala 1/43 de la referencia número 72 de Pegaso, modelo que ya recibió la nueva nomenclatura Z103 al ser fabricado en 1956. Está realizado por Neo Scale Models siendo ya la cuarta referencia que el fabricante holandés tiene en su catálogo. El modelo cuenta con una manufactura sobresaliente ya sea tratándose de su molde, de formas y proporciones excelentes, como de su acabado y detallado, con la calidad habitual que suele ofrecer Neo, lo que se traduce en un detallado muy minimalista que dan a la miniatura un gran realismo. Creo que el único pero que se le puede poner a la miniatura es que no lleve el número de matrícula original, cosa muy habitual en las miniaturas de Neo que lucen en sus matrículas sus números de referencia. Con todo, Neo ha mantenido las iniciales BI que sí estaban en la matrícula original.

7 comentarios:

Pegasín cetacientodos dijo...

Fantástica entrada de año Keko, y espectacular unidad, enhorabuena!!!

Cruiser447 dijo...

Qué buenas miniaturas, realmente no las conocía y me entero aquí de su existencia. Me alegro que puedan acceder a una réplica tan bonita de este mítico coche. Tan buena es la reproducción que viéndolo así pareciera un auto clásico inglés, de aquellos de alta alcurnia como Bristol o Aston Martin, con esas grandes ruedas, corta distancia entre ejes e importantes voladizos. Congratulaciones por esas incorporaciones!

Keko dijo...

Gracias Pegasín, es un honor contar con tu asesoramiento amigo!! +

Un abrazo

Keko dijo...

Pues sí Cruiser, el diseño de Touring de Milán hace que los Pegasos tuvieran un gran parecido con los Aston Martin DB4/5. Lo cierto es que Neo y Matrix han dado un gran pelotazo con sus miniaturas de Pegaso, pues han supuesto un gran éxito para ambas marcas de miniaturas ya que los Pegaso son muy buscados tanto por coleccionistas españoles como internacionales.

Un saludo y siempre gracias por tu visita a mi blog, todo un honor amigo

Pastora dijo...

Precioso coche tío. Como ahora, ya en aquella época no se confiaba en el producto nacional.
Un abrazo

A.Sivianes dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, una gran forma de empezar el año en tu blog. Un gran coche como éste merece una miniatura así de buena. Envidio esta subtemática que tienes de Pegasos drportivos, valen su peso en oro.

Abrazo!

Keko dijo...

Bueno, realmente los Pegaso entran en mi temática por derecho propio.

Esta miniatura es sublime, además es uno de los Pegaso que más me gustaron de siempre.

Saludos Antonio