domingo, septiembre 27, 2015

Seat 600 D 'Descapotable' de Solido





La expresión 'La España del 600' debe precisarse un poco más y añadir la letra D al final, dado que el 600 D supone para la compañía española Seat algo más que un gran éxito comercial, sino un auténtico símbolo social de una época de España en cuyo túnel comenzaban a verse algunos tímidos y leves destellitos. El 600 D es el 600 por excelencia.

El stand de Seat en la Feria de Muestras de Barcelona de 1963 presentaba como principal novedad un automóvil que no llamó en exceso la atención de los visitantes. Se trataba del nuevo 600 D el cual mantenía casi la misma estética del primer 600 que viese la luz en España seis años antes pese a la gran cantidad de novedades que los responsables de Seat anunciaban que incluía.

Los orígenes del 600 D se encuentran en Italia en el llamado Proyecto 100, un estudio que dio lugar en septiembre de 1960 al Fiat 600 D, el cual estaría a la venta hasta 1970. Cuando el Proyecto 100 llega a España, Seat pasa a denominar también con esta letra a su nuevo coche. La justificación es la siguiente: si bien a la primera generación del 600 se le conoce como 'Normal' o N, esta tuvo tres variantes, la A, que montaba chasis y accesorias Fiat con motor Seat; la B, chasis y motor Seat y parte de los accesorios fabricados en España; y la C, realizada de forma íntegra en España.

La principal novedad del 600 D era su nuevo motor de 767 cc que sustituía al viejo 633 cc. Se trababa de un nuevo bloque con las paredes de los cilindros más gruesas para proporcionarle más duración y que entregaba 29 cv de potencia. El motor estaba alimentado por un carburador Bressel-Weber 28 ICP-1. Estéticamente el 600 D se diferencia de su antecesor por el cambio de ubicación de los intermitentes, que pasan de estar sobre las aletas delanteras a ubicarse bajo los grupos ópticos frontales. En los laterales aparece un nuevo junquillo cromado que colocado a media altura de los flancos comienza en el término de las puertas y casi finaliza en el frontal del coche. En la parte trasera se leía el anagrama '600 D'.

La llegada del 600 D coincidió con la notable mejora económica que llegó a España en los años 60, es por ello que se explica el éxito que alcanzó este automóvil. Fueron los años en que los españoles empezaron a acceder a la denominada "economía del bienestar" y se empezaban a ver en las casas cada vez más electrodomésticos. Asimismo, y unido al incremento de la demanda de automóviles, los precios del 600 bajaron 5.000 pesetas en relación al modelo anterior. Con un precio de 65.000 pesetas el 600 D era notablemente más barato que su principal competidor, el Renault 4/4 que fabricaba Fasa-Renault en Valladolid y que superaba las 90.000 pesetas. Con todo, adquirir un coche en España no era nada fácil. Sí es cierto que en esta época creció de manera ostensible el mercado de segunda mano lo que permitía el acceso a un vehículo a ciudadanos de economía más modesta.

El 600 D tuvo diferentes variantes tanto de equipamiento como de carrocería. Una de las más exclusivas era la versión descapotable, con un sobrecoge de 5.000 pesetas sobre la berlina original. Contaba con un techo de lona plastificada que se plegaba hacia atrás con cierre y ajuste automático interno. Este coche incluía un refuerzo en todo el perímetro del panel del techo, de la luneta trasera y en los flancos.

La miniatura del Seat 600 D 'Descapotable' que hoy presento en el blog es el número 1 de una colección editada hace ya más de una década por le editorial Salvat denominada 'Todos los Seat 600' y de la que ya he presentado algunos de los modelos aparecidos en ella. La miniatura está realizada por Solido. La marca francesa aprovechó el tirón que tuvo en España el primer número de otra colección que años antes había presentado Salvat, 'Coches Inolvidables', que incluía una sencilla pero novedosa miniatura de un Seat 600, y desarrolló un sinfín de variantes sobre este molde y con un mejor acabado. Si bien es cierto que Solido es un fabricante cuyas miniaturas son bastante sencillas sí es de justicia decir que sus moldes suelen ser muy buenos y precisos. Y en el caso de este modelo, al igual que en el resto de miniaturas de esta colección, el acabado está muy trabajado teniendo en cuenta de que tipo de miniatura se tiene entre manos. Así pues este 600 D 'Descapotable' podemos calificarlo como una miniatura excelente y preciosa, sin nada que envidiar a la que considero como mejor miniatura del Seat 600 que existe en escala 1/43, la fabricada por la firma italiana Brumm y que ya en su día reseñé en el blog.

2 comentarios:

SEAT PC dijo...

Un sencillo pero bien cumplidor 600 de la ya lejana colección de Todos los SEAT 600 parece mentira que tenga ya 12 años esta colección.

Me encanta este Sólido y tiene unos detalles que parece mentira que siendo tan sencillo tanga tanta belleza


Saludos

Keko dijo...

Yo creo que este puede ser de los Solidos menos sencillos que he visto, Pau. Es una miniatura que está envejeciendo muy bien. Es sin duda el que más me gusta de la colección de los 600 junto al 800 verde y a la Formichetta amarilla.