domingo, septiembre 13, 2015

Mercedes 220 SE b 'Heckflosse' W111 de Vitesse





'Referente': El que sobresale, un exponente o un símbolo de un determinado campo. La Clase S de Mercedes es desde su aparición el gran referente del mundo del automóvil. Pero, ¿por qué? Muy sencillo, el buque insignia de la Mercedes siempre ha sido pionero y toda las innovaciones que cada una de sus generaciones ha aportado al mundo de la automoción eran adoptadas de manera sistemática por el resto de fabricantes en sus siguientes generaciones de modelos. En otoño de 1959, en el Salón del Automóvil de Frankfurt, hizo su debut la segunda generación de la Clase S de Mercedes y, como referente, cumplió todas las expectativas que de ella se esperaban.

El desarrollo del nuevo modelo de Mercedes comenzó en 1956 con el objetivo de mejorar a la serie antecesora, el modelo conocido popularmente como 'Pontón', un apelativo que destaca el carácter pionero de este coche al introducir en Europa el diseño así denominado visto por vez primera en los Nash y que otros modelos continentales, como el Fiat 1400 o el Gaz Pobieda, también adoptaron. 

Bajo la denominación interna W111, el nuevo coche de Stuttgart fue diseñado con las premisas de mejorar el confort y la seguridad de sus ocupantes. El habitáculo fue ensanchado con respecto al de los 'Pontón', se eliminaron las esquinas y se incorporó un nuevo parabrisas panorámico que mejoraba notablemente la visibilidad. Los asientos eran reclinables, sistema que Mercedes aprovechó para patentar. El diseño exterior rompía de forma clara con el pasado y las formas curvas y redondeadas dieron paso a los planos y las aristas, siendo sus rasgos más distintivos los nuevos grupos ópticos delanteros verticales y la trasera rematada por dos aletines que le valieron el apodo por el que siempre ha sido conocido este coche, 'Heckflosse' ('Colas' en España, 'Fintail' en los países anglosajones). El diseño fue muy bien acogido tanto en Europa como en Norteamérica, sus principales mercados.

Los primeros modelos equipaban el motor M127 de seis cilindros en línea de 2,2 litros con 95, 110 o 120 cv de potencia según el tipo de alimentación empleada, carburador simple, carburador doble o inyección, bien equipado con cambio manual o automático. En 1961 se presenta una versión con la carrocería más corta, el W110, y motor de cuatro cilindros, encaminado a sustituir al 180 'Pontón', siendo el germen de la Clase E que aparecería años después. Igualmente se construyó una versión de batalla larga, el W112, con el motor M189 de 3.000 cc y suspensión hidráulica. Ambos modelos ya han protagonizado sus propios posts. Meses antes del lanzamiento de su sustituto, los W108/109, el W111 fue equipado con un nuevo motor de 2,3 litros, pasando a denominarse 230 S. De los modelos coupé y cabrio basados en el chasis W111 no hablaré hoy nada dado que ya protagonizaron su propio post.

El Mercedes 220 'Colas' es un automóvil tremendamente popular y no faltan en el mercado miniaturas de todas las escalas. En este caso hoy presento una reproducción 1/43 realizada por Vitesse dentro de su nueva etapa dentro del grupo Sun Star. De esta miniatura lo mejor que puedo decir de ella es que es muy aparente, tiene muy buen aspecto a nivel general aunque sus detalles son hoscos y groseros: por ejemplo, el espejo retrovisor o la antena son muy rudimentarios y mal resueltos. Los marcos de las puertas y los ornamentos de la carrocería que deberían ser cromados están pintados, al igual que los faros traseros en vez de estar resueltos en plástico transparente. Eso sí, el molde y sus proporciones son excelentes. En definitiva, mi veredicto final de este modelo es que su relación calidad precio no está a la altura en comparación con otras reproducciones de otras marcas.

2 comentarios:

SEAT PC dijo...

Maravilloso Colas y mas siendo de la casa Vitesse que con ese color rojo lo han dejado de mil maravillas



Saludos

Keko dijo...

Este Colas lleva conmigo lo menos 12 años o más. Corresponde a la etapa actual de Vitesse de cuando Sun Star se hizo cargo de la marca tras su primera época portuguesa. Es una miniatura muy aparente y llamativa aunque no llega al refinamiento de un Minichamps. Está simpático. Gracias por tu visita Pau.