jueves, agosto 20, 2015

Peugeot 504 Coupé & Cabriolet de Minichamps









Peugeot ejemplifica a la perfección el paradigma del fabricante generalista de automóviles, con una gama de productos orientada a todo tipo de público, desde vehículos de trabajo hasta autos para ejecutivos e incluso dirigentes políticos -el presidente de la República Valerie Giscard D´Estaing siempre fue un fiel usuario de la firma del león- sin olvidarse de los utilitarios para el ciudadano medio. Pero Peugeot también ha destacado por su habilidad para realizar magníficas versiones coupé y cabriolet de sus sobrias y anodinas berlinas.

Un año después del lanzamiento del nuevo 504, Peugeot presentó en el Salón de Ginebra dos nuevas variantes de carrocería del mismo. Si bien el 504 ya contaba con versiones break-familiar y pick up, los nuevos modelos tenía una orientación bien diferente. Se trataba de los 504 Coupé y Cabriolet. Al igual que con el 404, el diseño de los nuevos Peugeots corrió cargo de Pininfarina. Desarrollados sobre un chasis recortado con respecto a la berlina, el coupé y el cabrio destacaron por sus líneas limpias y fluidas que le conferían un aspecto elegante, exclusivo y con cierto carácter deportivo. Los interiores estaban realizados con materiales de gran calidad para reforzar su distinción. 

En un principio iban equipados con el motor de cuatro cilindros y 1,8 litros pero dotado de un sistema de inyección mecánica Kugekfischer, lo que le confería una potencia de 97 cv. La berlina aún utilizaba el motor a carburación. En 1970 se incorpora un nuevo motor de 2.000 cc que erogaba 104 cv y a partir de 1974, cuando se produjo el restyling estético del modelo -consistente en la dotación de nuevos grupos ópticos delanteros y traseros- se incluyó la opción de un nuevo motor V6, la popular mecánica PRV (Peugeot-Renault-Volvo) de 2,7 litros y 136 cv de potencia.

Pese a contar ambos modelos con unas líneas juveniles y con gran carácter deportivo -Según la crítica especializada, muy similares a las de los Fiat 124 Coupé y Spider- los 504 Coupé y Cabriolet nunca destacaron por ser automóviles con carácter, pues a su generoso tamaño añadían unos motores con prestaciones muy pobres. Y pese a ser productos de un fabricante generalista, sus precios no eran acordes con esta condición ya que resultaban notablemente más costosos que el 504 berlina, superando su precio a automóviles como el Mercedes 250 CE o el Alfa Romeo Spider 2.0. Por todo ello no gozaron de la difusión de otros productos de su marca. Su producción cesó como el resto de modelos de la gama del 504, en 1983 siendo los últimos autos de su clase fabricados por la firma de Sochaux hasta el lanzamiento en 1997 del 406 Coupé, que volvió a reanudar la tradición.

En 1978, el piloto Jean Pierre Nicolás logró sendas victorias en el Campeonato Mundial de Rallyes, en el Rallye Safari de Kenia y en el Bandama de Costa de Marfil con un 504 Coupé V6.

Protagonizan el artículo de hoy dos miniaturas del Peuget 504 Coupé y Cabriolet de Minichamps que vienen a representar al modelo del restyling post 1974, fácilmente distinguibles por sus grupos ópticos delanteros de tulipa simple así como las llantas de aleación. En ambos casos se trata de dos miniaturas muy bien ejecutadas y con la calidad habitual de Minichamps, con un buen molde y un detallado generoso pese a que los 504 destacaron por su sobriedad. La única peguita que les pongo es la elección del color del interior en negro que no permita contemplar con claridad sus detalles. Con todo se trata de dos muy buenas miniaturas de este coche que otros fabricantes a escala, como es el caso de Norev, han realizado.

No hay comentarios: