domingo, julio 26, 2015

Bentley S1 Continental Park Ward Coupé 'David Niven' de Matrix Scale Models





El término Continental aplicado al automóvil viene a evocar una época de largos, tranquilos y lujosos viajes a gran velocidad donde la prioridad no era llegar al destino en el menor tiempo posible, sino disfrutar del trayecto en sí, sobre todo de la conducción. Esta era la filosofía con la que Bentley construyó sus modelos Continental y de la que desde principios de los años 50 vienen disfrutando sus pocos y afortunados propietarios.

En 1955 Bentley lanza al mercado el nuevo modelo S-Type como sustitución del R-Type, de forma paralela al lanzamiento del Rolls Royce Silver Cloud como reemplazo del Silver Dawn. Seis meses después es presentado la versión Continental del S-Type, a su vez una puesta al día del exitoso y exclusivo R-Type Continental, el legendario automóvil de la marca de la B alada que ostentase el título de 'Automóvil de cuatro plazas más rápido del mundo'. 

Siguiendo la tradición, el Continental se ofrecía en carrocería de dos puertas bien cerrada o abierta, pero construida con materiales ligeros por especialistas, siendo las más demandadas las de HJ Mulliner y Park Ward, los carroceros  cuasi oficiales de Rolls Royce y Bentley. También vistieron al S-Type Continental compañías como James Young, Freestone & Webb, la suiza Graber o la italiana Pininfarina.

La primera generación del S-Type, denominada S1, montaba el motor Rolls Royce de seis cilindros en línea con 4,9 litros y una potencia estimada entre los 160 y 180 cv que nunca se declaraba, como mandaba la tradición, pues un motor Rolls Royce siempre tenía la potencia "suficiente". En el caso del S1 Continental, Bentley introdujo un radiador más pequeño, aumentó la relación de transmisión en la caja de cambios automática a la par que ofreció en opción una caja de cambios manual, todo ello encaminado a subrayar el carácter deportivo de la marca frente a una Rolls Royce que primaba más el lujo y el confort. 

La firma Park Ward carrozó 39 unidades del S1 Continental entre coupés y cabriolets. El diseño corrió a cargo de Sir John Blatcheley, jefe de estilo de Rolls Royce. La principal diferencia entre el trabajo de Blatcheley para Park Ward y el diseño de la carrocería que más demanda tuvo para el S1 Continental, la de HJ Mulliner, radicaba en la parte trasera, el diseñador jefe de Rolls Royce optó por una forma más tradicional con el pilar C especialmente marcado que le hacía ganar un volumen extra en su forma, en contraposición a la línea 'fastback' del HJ Mulliner. Desde el pilar B hasta la delantera ambos mantenían un estilo muy similar. Partiendo de una forma muy discreta desde cada aleta trasera se alzaban dos pequeños aletines que terminaban coronando la zaga del coche. Los grupos ópticos traseros constaban de tres módulos independientes, uno para la luz de posición, otro para los intermitentes y el de la marcha a atrás.

La miniatura de Matrix Scale Models que protagoniza la entrada de hoy es la réplica del Bentley S1 Continental que perteneciese al legendario actor británico David Niven, protagonista de películas como 'La vuelta al mundo en 80 días', 'La pantera rosa', '55 días en Pekín', 'Los cañones de Navarone', 'Casino Royale', '¿Dónde están los espías?', 'Muerte en el Nilo' o 'Mesas Separadas', por la que fue galardonado con el Óscar de Hollywood. Niven era un gran aficionado al automovilismo, factor que se podía comprobar en muchas de sus películas: En '¿Dónde están los espías?' se le veía al volante de un muy exclusivo Cord, en 'Casino Royale', donde interpreta al agente 007 James Bond en calidad de jubilado conduce un Bentley de los años 30 y en 'La Pantera Rosa' hace lo propio con un Ferrari 250 GT Cabriolet en las escenas finales del filme. Su afición le llevó a ser poseedor de varios Ferrari así como el Bentley que hoy nos ocupa, un S1 Continental Park Ward en verde pacífico sobre verde terciopelo con número de chasis BC48LAF, siendo uno de los 33 que se construyeron con el volante a la izquierda. Según parece, el actor británico solía usar este automóvil para moverse por Europa continental entre rodaje y rodaje, haciendo gala de la propia filosofía Continental que se menciona al principio de este artículo.

La miniatura de Matrix Scale Models está construida en resina y como viene siendo habitual es una edición limitada. Las formas del automóvil están muy bien conseguidas y el acabado es de primer orden, con la pintura aplicada en su justa medida y un ornamentado muy rico donde priman los adornos en material fotograbado. Sin duda una miniatura de auténtico lujo que de sobra hace justicia al auto que representa.

No hay comentarios: