viernes, marzo 06, 2015

Unic MZ36 TCA Auteuil 'Causse-Walon' de Altaya





George Richard fundó en 1905 la 'Societé Anonyme de Automobiles Unic' con base en Puteaux gracias al apoyo financiero que le proporcionó el Barón Henri de Rotschild. Su nombre es una degeneración de la expresión francesa 'unique' (único), pues el objetivo de la empresa del señor Richard era la fabricación de autos "únicos". Sus primeros modelos fueron coches pequeños de dos y cuatro cilindros. A partir de 1922 comenzaron a producir camiones. Ese mismo año murió en un accidente de tráfico George Richards, quedando al frente de la empresa su hijo, Richard-Brassier. Durante tres décadas la producción de automóviles fue adquiriendo cada vez más un carácter exclusivo y los coches Unic cada vez eran más caros, por lo que las ventas decayeron y en 1938 la empresa cesó la producción de coches concentrándose en los camiones, negocio que le era verdaderamente rentable. En 1952 Simca, presidida entonces por Henri Pigozzi, adquirió Unic, que pasó a denominarse Unic-Simca y se convirtió en la división de productos industriales del cuarto gran fabricante francés de automóviles. En 1956 Unic se hizo con la división francesa del fabricante de camiones suizo Saurer y en 1966 Unic fue vendida al Grupo Fiat. En 1975 Unic se integró en Iveco, el holding de vehículos industriales del gigante turinés, que englobaba a otros fabricantes de camiones y autobuses como Magirus, OM, Lancia y la propia Fiat -y con el tiempo, la española Pegaso-. Un año después todos los camiones Fiat que se vendía en Francia lo hacían bajo la marca Unic. Desde entonces y hasta la actualidad todos los productos de Iveco destinados a Francia se fabrican en las plantas de la antigua Unic.

Unic presentó en 1960, en el marco del Salón de París, su primer camión de cabina avanzada que denominaron 'Auteuil'. Si bien no tenía el diseño llamativo de los anteriores productos, con los característicos morros, sí se trataba de un importante avance tecnológico tal y como venían haciendo otros fabricantes. Si bien el tamaño de estas cabinas, que fabricaba el carrocería suizo Geneve, era muy compacto, lo cierto es que por dentro gozaban de una gran amplitud y excelente visibilidad gracias a una extensa superficie acristalada. El camión estaba equipado con un motor denominado MZ36, diésel de 5.000 cc, cuatro cilindros y 115 cv de potencia. La buena relación-calidad precio de este vehículo hizo que muchos profesionales del transporte y flotas optarán por él como herramienta de trabajo.

Esta miniatura es el número 4 de la colección 'Camiones Articulados' editada por Altaya. Se trata de un Unic MZ36 Auteuil con semirremolque portacoches de la empresa francesa 'Causse-Walon', especializada en la logística de vehículos. Es un modelo que goza de una excelente relación calidad precio, tal y como también destaqué en el post que dediqué al Pegaso Mofletes, que es el número 1 de esta colección. La terminación es muy buena y el modelo parece correcto en formas y proporciones. Igualmente representa un modelo real cien por cien, pues dentro del fascículo encontramos una fotografía de un portacoches idéntico, sólo que con la decoración de otra empresa. Quizás ésta compañía no autorizó utilizar su nombre en esta reproducción y desde la editorial se optó por otra empresa de logística, aunque no sabemos si esta empresa, 'Causse-Walon', tuvo en su flota este camión concretamente. Recordemos que la editorial Altaya es una gran "experta" en miniaturas cuya decoración comercial no suele corresponderse con la realidad, pongamos como ejemplo los números 2 y 3 de esta misma colección para no irnos más lejos. No obstante, en este caso, al igual que en el del Pegaso, Altaya se merece un buen sobresaliente. Seguramente un buen número de coleccionistas se acercará a su quiosco de prensa más cercano a por su portavoces sólo por el mero hecho de "jugar" un rato con él y colocarle coches en el semirremolque.

No hay comentarios: