viernes, marzo 20, 2015

Rolls Royce Phantom I 'Shooting Brake' 1928 de GLM





El Phantom I -o New Phantom, tal y como se le denominó en su lanzamiento- vino a sustituir tras 20 años de fabricación al Silver Ghost, el modelo tope de gama de Rolls Royce. (conocido internamente como los 40/50 HP) La firma británica iniciaba así la tradición de usar nombres de seres sobrenaturales y fenómenos etéreos a sus coches. El nuevo coche introducía una renovada mecánica de seis cilindros en línea con 7,7 litros de cilindrada (7.668 cc) y con la potencia "suficiente". El motor estaba construido como tres grupos diferenciados de dos cilindros, primero con culata de hierro fundido hasta que se sustituyó por una de aluminio. Los frenos contaban con el sistema de servo-asistencia patentado por la española Hispano Suiza.

Rolls Royce producía el New Phantom en sus factorías de Reino Unido, en Derby, y en Estados Unidos, en la planta de Springfield, Massachussets. Ello suponía que entre los modelos fabricados en cada continente existían numerosas diferencias técnicas, como por ejemplo la caja de cambios, que en los coches fabricados en Reino Unido tenía cuatro velocidades y en los de Estados Unidos, tres. Rolls Royce sólo fabricaba el conjunto chasis-motor-caja de cambios mientras que la carrocería era el cliente quien la encargaba a un especialista, en este caso Park Ward, Trupp & Maberly, HJ Mulliner o Hooper. En Estados Unidos se ofrecía de fábrica la carrocería de la empresa Brewster, propiedad de la marca. El Phantom I fue sustituido por el Phantom II, que hizo su aparición en 1929, aunque hasta 1931 se seguía produciendo el Phantom I.

En este post voy a centrarme en un modelo específico, concretamente en el número de chasis 84FH. Se trata de un magnífico Phantom I fabricado en el Reino Unido en 1928, registrado con la matrícula RY 3315, que en un principio montó unas carrocería tipo limusina de la empresa WH Knibbs & Sons de Manchester. Este coche fue propiedad del comandante de la Royal Air Force G. Fryer. Según parece, entre 1939 y 1953 es cuando se produce el cambio de carrocería, sustituyéndose la original por una del tipo Shooting Brake (brake de caza), del tipo familiar realizada en madera por el especialista Weaver y ensamblada en los talleres de Hooper. Durante la II Guerra Mundial este Phantom I fue puesto por su propio dueño a disposición de la RAF y usado por un equipo de mecánicos para la reparación de aviones y transporte de pilotos.

En 1953 se documenta la compra del Phantom I 84FH por parte de la señora Mirabel Topham, propietaria de la pista de carreras Aintree, donde se corría el Grand National, que lo mantuvo en posesión hasta 1984. Una vez que la señora Topham trasladó el Grand National a la nueva pista de Mildmay, el Rolls Royce permaneció en Aintree, que pasó a convertirse en circuito de carreras de automovilismo, acogiendo el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1 entre 1955 y 1962 en siete ocasiones. En esos años fue usado como vehículo de cortesía. En el año 2008 fue sometido a una restauración exhaustiva. Considerado como uno de los primeros coches con carrocería familiar de la historia, gozaba de un amplísimo interior con separación central entre los asientos traseros y delanteros más otros dos de carácter supletorio. Su actual propietario, un coleccionista holandés, lo adquirió en subasta de Bonhams por la cantidad de 250.000 libras esterlinas. Un precio muy competente teniendo en cuenta que podría tratarse del primer auto familiar de la historia.

La miniatura está realizada por GLM, nuevo fabricante de miniaturas con base en Hong-Kong, y es de resina. Su nivel de acabado es similar a marcas como Neo Scale Models o Matrix. El modelo cuenta con una realización muy fina, con muchas piezas independientes y fotograbados. Destaca lo bien que han realizado la carrocería para lograr el efecto de la madera. Sin duda es uno de esos coches que llama bien la atención cuando se coloca en la vitrina. Quizás el punto más negativo que puede tener es su alto precio, aunque ya sabemos qué ocurre con las réplicas a escala de Rolls Royce. 

No hay comentarios: