domingo, febrero 15, 2015

Siata Formichetta de Solido





La Societá Italiana Applicazioni Transformazioni Automobilistiche (Siata) nace en la ciudad de Turín en 1926 de la mano del empresario Giorgio Ambrosini como empresa auxiliar del Grupo Fiat, aunque también se especializó en preparaciones especiales llevadas a cabo sobre el modelo Topolino. Con motivo de la II Guerra Mundial, se convierte en industria bélica y durante la contienda fue destruida por completo en un bombardeo. Una vez reconstruida pasó a llamarse Societá Italiana Auto Transformazioni Accesori, manteniendo su acróstico Siata, especializando su actividad en la transformación de diferentes modelos Fiat. En 1960 nace en Tarragona su filial Siata Española SA, dirigida por Franco Ambrosini, hijo del fundador, especializada en la transformación de modelos Seat. En un principio, la actividad de Siata Española se basó en la construcción de pequeños deportivos derivados del Seat 600, los Tarraco, Turinsa, Spyder y Barcino, pero dado que se trataba de producciones artesanales están alcanzaban unos precios astronómicos para un país con las condiciones económicas tan complicadas de la España de la autarquía, por lo que pronto orientan su labor a la producción de furgonetas e industriales ligeros.

El primer producto de gran éxito de la Siata Española fue el vehículo denominado Formichetta (hormiguita). La Formichetta hace su entrada en el mercado español en 1963 sobre la base del Seat 600 D Comercial 1ª Serie, alargando el bastidor 22 centímetros en su batalla y reforzando la suspensión trasera, lo que le permitía cargar hasta 150 kilos sin contar con el conductor ni el acompañante. En cuanto al diseño, de mitad hacia delante es idéntico al 600 D Comercial, mientras que hacia atrás monta un cajón de nueva manufactura donde se distinguen dos aperturas a cada lado y dos en la parte trasera, una superior de cristal para el transporte de objetos alargados y una inferior que da acceso al motor, en este caso la nueva mecánica de 767 cc introducida en el 600 D y que le permitía una velocidad máxima de 110 Km/H.

Su principal competencia fueron las versiones furgoneta de los Citroen 2CV, la AZU, y del Renault 4L, aunque el compacto tamaño de la Siata la hicieron especialmente valorada entre los transportistas urbanos. Estaba disponible como versión de carga así como Combi, con dos asientos traseros individuales y las puertas acristaladas. Alrededor de 10.000 unidades se vendieron entre las fabricadas por Siata y las de Talleres Costa hasta su cede en producción en 1967.

Esta miniatura de una Siata Formichetta en versión Combi fabricada por Solido vivió un proceso similar a la del Seat 800. En los prolegómenos del lanzamiento del coleccionables dedicado al Seat 600 que editó Salvat, la tristemente desaparecida página Gamas 43 se hacía eco tras el anuncio del lanzamiento del nuevo molde del Seat 800 de una Siata Formichetta. Era una nueva concesión al coleccionista español que veía no sólo la aparición de miniaturas de modelos exclusivamente nacionales por un fabricante extranjero, sino que eran muy asequibles y fáciles de conseguir. Lo cierto es que Solido hizo un fantástico trabajo porque se trata de una miniatura muy trabajada para los estándares de esta marca, con un molde muy bueno, al igual que el del resto de sus 600, y un más que decente acabado. Incluso supera al que poco después comercializaría Ixo a través de las colecciones de la editorial Altaya. Otra de esas miniaturas que no debería faltar en la vitrina del coleccionista nostálgico español.

No hay comentarios: