domingo, febrero 15, 2015

Daimler V8 250 Automatic de Vitesse





Jaguar Cars compró la Daimler Company a la firma de motocicletas BSA en mayo de 1960 con el objetivo de ampliar sus negocios. El primer proyecto conjunto llevado a cabo con vistas a aprovechar ambas imágenes de marca fue el modelo V8 250, que se benefició de lo mejor de ambas empresas, lo que viene denominándose en argot, sinergia.

El V8 250 tomaba como base el exitoso modelo MK II de Jaguar, quizás el mejor cóctel de lujo y deportividad jamás visto en una berlina en la historia del automóvil. Sin embargo bajo el vano motor en vez de colocar la mecánica Jaguar XK de seis cilindros en línea se instalaba el compacto bloque de ocho cilindros en V de Daimler obra del ingeniero Edward Turner, con 2,5 litros de cilindrada y 140 cv de potencia, un motor empleado por primera vez en el deportivo Daimler SP 250 Dart y que Jaguar logró afinar convenientemente.

El motor V8 lograba unas muy buenas prestaciones en la carrocería del Jaguar MK II, no obstante, el nuevo Daimler pasó a ocupar un espacio más orientado al lujo y a la distinción por encima de sus hermanos de Jaguar, de hecho fue un modelo muy popular en Estados Unidos. Igualmente logró atraer una nueva clientela diferente al hasta ahora comprador habitual de Daimler y convirtiéndose en el modelo de esta marca más vendido hasta ese momento. En el plano estilístico, sólo una serie de adornos cromados y anagramas distinguían al Daimler V8 del resto de sus hermanos Jaguar MK II. La calandra era muy similar aunque tenía una línea en el centro vertical que la dividía en dos y el borde con un ornamento ondulado, dos rasgos muy característicos de Daimler.

Desde el lanzamiento del V8 250 hasta la actualidad, Jaguar siempre ha ofrecido dentro de su gama un modelo bajo la denominación Daimler derivado de sus berlinas, modelos que siempre se han destacado por incorporar un mayor nivel de lujo y distinción que el resto de sus hermanos Jaguar.

Este Daimler V8 250 está fabricado por Vitesse. Se trata de un antiguo pero muy buen molde que esta firma posee desde los años 90, cuando estaba en manos de los portugueses, y que a principios de la década de los 2000 se actualizó cuando Vitesse se integró en el grupo Sun Star, incorporando nuevas soluciones, como es el caso de las llantas de fotograbado y un interior muy trabajado, aparte de las piezas independientes en el ornamentado.

No hay comentarios: