domingo, enero 25, 2015

Hispano Suiza 45 CR Type Alfonso XIII 1911 de Minichamps






El éxito de Hispano Suiza como fabricante de automóviles no sólo debe personarse en la visión empresarial de Damián Mateu o en el talento técnico de Marc Birkigt, sino también la inmensa labor desarrollada por su agente comercial de ventas, Francisco Abadal, que contribuyó de una manera decisiva al prestigio, éxito y buena reputación de la marca. De hecho, un momento decisivo para esta compañía fue en el año 1905 cuando Abadal presenta nada más y nada menos que al propio Rey de España, Alfonso XIII, un modelo 20 CV. El Borbón era un gran entusiasta del automovilismo y cuando en 1907 le fue entregado su primer Hispano Suiza quedó prendado del mismo, llegando a decir sobre su manejo que eran los "únicos autos deportivos que no se conducían como un camión".

Desde entonces Alfonso XIII añadía con regularidad a su flota modelos Hispano Suiza, convirtiéndose de forma oficiosa en el mejor embajador de la marca, llegando a comprar 250 acciones de la empresa en 1910 y participando en sus ampliaciones de capital de 1915 y 1916. Alfonso XIII era un personaje al que se le consideraba una autoridad en materia de automovilismo, por lo que para Hispano Suiza su figura era una garantía de promoción gratuita entre la alta sociedad.

En una ocasión, el Rey se dirigió directamente a Marc Birkigt y le recomendó la producción en serie de un vehículo basado en los modelos de competición de la firma pero apto también para su manejo en carretera y ciudad. El suizo valoró la idea y vio la luz el que muchos consideran el primer automóvil deportivo de calle, el Hispano Suiza 45 CR Type 'Alfonso XIII', así denominado como homenaje a uno de los mejores clientes de la marca, el Rey de España.

El 45 CR era un automóvil ligero, de construcción muy sólida y con unas excelentes prestaciones gracias a su excelente motor de cuatro cilindros 3,6 litros y 65 cv que le hacían superar los 120 Km/H. El modelo que nos ocupa es el número de chasis 814, el segundo construido de la segunda serie de este modelo, construido ya en la factoría de París de Hispano Suiza. Fue adquirido por el deportista Albert Roulinat en 1911 y usado en diferentes pruebas deportivas hasta que tuvo que deshacerse de él por motivos económicos. La siguiente información que hay data de 1960, cuando fue adquirido por Francisco de la Rocha, propietario de un antiguo concesionario de Hispano Suiza en Galicia. De la Rocha vendió éste y su colección al famoso historiador del automóvil y coleccionista Emilio Polo, que a su vez lo vendió a Patricio Chadwick, de Barcelona. En 2001 se hizo con él un coleccionista llamado Jorge Fernández, que encargó su restauración a los talleres de Chadwick. Finalmente, Peter Mullin lo agregó a su Museo en julio de 2004.

La miniatura del Hispano Suiza 45 CR Type 'Alfonso XIII' realizada por Minichamps para la colección 'Mullin Museum' puede ser la más interesante sin duda para los coleccionista españoles y, quizás la más pintoresca, dado su peculiar acabado. Como todas las miniaturas de esta serie, está realizado en resina y cuenta con un nivel de ejecución impresionante, donde se reproduce hasta el más mínimo detalle, todo con el acabado de 'pátina vieja', que lo hace especialmente atractivo. En este caso me veo obligado a decir que se trata de una miniatura que no debería faltar en las vitrinas de ningún coleccionista español, pues nunca antes nos vimos en una igual, la de poseer un 'Alfonso XIII' con este nivel y calidad de terminación en escala 1/43.

No hay comentarios: