martes, febrero 11, 2014

Iso Rivolta Lele de Neo Scale Models





Piero Rivolta se hizo cargo en 1966 de la empresa familia Iso Rivolta, fundada en 1939 durante la Segunda Guerra Mundial por el padre de éste, Renzo, y cuyo bagaje de producción puede resumirse en unidades de refrigeración, motocicletas, el microcoche Isetta y automóviles de gran turismo. La repentina muerte del patriarca puso al frente de la compañía a un joven de 25 años.

En 1969, Piero decide introducir un nuevo modelo en su gama de autos de gran turismo, un modelo que pudiera rellenar el hueco existente entre el deportivo de dos asientos Grifo y la berlina Fidia. El nuevo coche fue bautizado con el nombre de Lele, el de la esposa de Piero Rivolta. Se trataba de un coupé con capacidad para cuatro personas con una carrocería de atractivo diseño obra de Giugiaro para Bertone. Su estilo era un reflejo de la tendencia del momento en lo que a coches de alta gama se refería, con el morro largo y la zaga compacta.

Las primeras unidades montaban el motor V8 Chevrolet de 5,3 litros, con 300 cv en su versión automática y 350 en la manual. Un año después el motor evolucionó a las 5,7 litros, aunque mantuvo las cifras de potencia, no obstante, ganó en par motor y elasticidad para los viajes. Para 1972, General Motors requirió a Iso el pago por adelantado de las unidades mecánicas, por lo que las relaciones comerciales entre ambas empresas terminó e Iso se asoció con Ford como suministrador mecánico, pasando todos sus modelos a equipar el motor V8 Cleveland, bien de 5,7 o el todopoderoso 7,4 litros Cobra Jet para los modelos más excepcionales.

Para los años 1972 y 1973 Iso Rivolta fabricó su propio coche para participar en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1, para lo que buscó la asociación con Marlboro como patrocinador principal.  En 1973 la tabaquera Philip Morris comisionó a Iso la fabricación de dos unidades del Lele para sus pilotos de Fórmula 1, el inglés Howden Ganley y el italiano Nanni Galli. Ambos Lele montaban un motor modificado por Giotto Bizzarrini así como una serie de extras que los hizo únicos. El de Ganley era rojo con distintivos de Marlboro en blanco y el de Galli, al revés, blanco con los distintivos de Marlboro en rojo. El equipo Iso-Marlboro no logró actuaciones brillantes. Gente como Helmut Marko o Jigs Van Lennep también pilotaron para Iso en alguna ocasión.

En 1974, con la empresa en situación delicada,  Piero Rivolta cede el control de la compañía al financiero Ivo Pera bajo la promesa de reflotarla y aplicar el método de dirección de las compañías americanas (lo que los finos llaman Know-How), pero finalmente Iso acabó cerrando sus puertas y cesando la producción, siendo el Lele su último modelo fabricado. Dos intentos, a través de dos prototipos, de restablecer el nombre de Iso de nuevo en el panorama de los autos de altas prestaciones, los Iso 90 (1993) y 96 (1996), no pasaron de eso, prototipos, por lo que a día de hoy Iso es uno de esos fabricantes de los que se habla en pasado, orgulloso, pero pasado.

La introducción de una miniatura del Iso Rivolta Lele en el catálogo de Neo hace que ya casi dispongamos de la totalidad de la gama de modelos en escala 1/43. La miniatura ejecutada en resina cuenta con el habitual acabado de este fabricante, muy fino y detallado, estando disponible en dos colores, rojo y azul. Sólo nos queda que Neo nos sorprenda buen día con una miniatura del Fidia, y así poder completar la gama.

No hay comentarios: