sábado, abril 20, 2013

Saab 92 B de Neo Scale Models






Bajo la premisa renovarse o morir, muchas son las empresas que a lo largo de la historia tuvieron que replantearse su actividad ante las circunstancias exteriores. La Svenska Aeroplan Aktiebolaget, Saab, fue fundada en 1937 y desde el principio su labor se centró en la fabricación de aeroplanos para la Fuerza Aérea Sueca. Cuando la actividad sufrió la bajada motivada por el descenso en la demanda, el consejo de administración tomó la decisión de comenzar a fabricar automóviles.

Los directivos de Saab, como buenos y prácticos nórdicos no se complicaron mucho, y decidieron fabricar un modelo utilitario, robusto, fiable y de mantenimiento fácil y económico. Tras un primer prototipo denominado 92 001 'Ursaab', al que siguieron otros tres que cubrieron 200.000 km en las más diversas condiciones, la tarde del 25 de abril de 1947 ven la luz las primeras unidades del Saab 92, desarrollados por el equipo capitaneado por  el ingeniero Gunnar Ljungström.

Se trataba de un pequeño utilitario con una carrocería que llamaba la atención por sus líneas redondeadas que le otorgaban un coeficiente aerodinámico de 0,30, o sea similar al de autos como el Porsche 911 o el Ferrari F40. Iban equipados con un motor bicilíndrico de dos tiempos de 764 cc y 25 cv de potencia basados en un diseño de DKW. Una segunda serie que apareció en 1953 tenía portón para el maletero y el motor con 28 cv gracias a un nuevo carburador Sólex. También se ofreció una versión con techo de lona semi cabrio. La producción del 92 finaliza en 1956 tras ser sustituido por el casi similar 93.

Resulta especialmente curioso que la marca Neo Scale Models empezó en el mundo de las miniaturas con reproducciones a escala de modelos Saab clásicos y nos equivocamos al decir que se trata de una de las marcas de miniaturas que mejor cubierto tiene el catálogo de la mítica marca sueca. Uno de los últimos en llegarnos es este simpático 92 B, un modelo bien sencillo, pero con una maravillosa ejecución donde podemos ver el esmero del trabajo realizado en los pocos detalles que tenía este coche.

No hay comentarios: