lunes, marzo 25, 2013

Morgan Three Wheeler 1935 de Spark





"Nacido para hacer disfrutar" es el slogan que podría haber surgido tras un brainstorming entre un equipo de publicistas para vender el singular Morgan Three Wheeler si es que ese concepto tan moderno del marketing se empleara allá por a década de los 30. Pero, ¿qué es en realidad un Morgan Three Wheeler? ¿Coche o moto? Los ingleses lo denominaron "trike" (triciclo) y realmente su concepto responde a un principio básicamente económico, el que movió al fundador de la marca, H. F. S. Morgan a crear este peculiar ingenio.

En un principio el señor Morgan creó su auto de tres ruedas con el objetivo de lograr un vehículo divertido y manejable pero a la vez poco costoso y que no pagara los altos impuestos de los autos deportivos. Los primeros ejemplares fueron mostrados al gran público en el Olympia Motor Show y estaban equipados con motores de motocicleta, bien Peugeot, bien JAP, bien Macthless o bien Blackburn. Estos primeros ejemplares sólo tenían una plaza, pero la enorme atención que captaron hicieron que poco tiempo después llegaran los modelos con dos asientos. La gran demanda generada obligó a Morgan a ampliar su fábrica con más maquinaria.

Poco tardaron los entusiastas en hacer correr al pequeño Morgan en las populares carreras tipo 'hill climb' (subidas en cuesta) y en tener éxito en las mismas, ello llevó a la fábrica a desarrollar versiones de competición. Igualmente se desarrollaron modelos de cuatro asientos y con más capacidad de carga. La última serie, denominada internamente F, montaba un motor de cuatro cilindros Ford y se vendió hasta 1952. Durante los años que estuvo activo mantuvo su esquema general añadiéndosele mejores como nuevos componentes eléctricos y mecánicas provenientes de la gran serie. Recientemente y tras más de 50 años sin fabricarse, Peter Morgan, actual CEO de la marca, anunció que reanudaban la producción del mítico Three Wheeler, el cual ya se puede comprar y mantiene intactos los principios básicos con los que nació, un coche para divertirse y disfrutar de la conducción más pura y primigenia.

Si hay un fabricante en el mercado con un compromiso claro en el desarrollo de miniaturas ese es Spark, que desde que comenzó su actividad se ha centrado en la producción de réplicas de autos deportivos y de competición de todos los tiempos. Y como buena marca británica, presta una gran atención sus autos patrios y aquí tenemos un ejemplo perfecto, el simpático Morgan Three Wheeler en su versión Aero Sport, con una realización impecable y finísima que contrasta con el pequeño tamaño de esta miniatura, lo que la hace tremendamente atractiva. Un modelo que llama la atención por completo y que el coleccionista nunca se cansará de admirar por su delicado y preciso acabado.

Los más cinéfilos recordarán que en la comedia 'El guateque' ('The Party') su protagonista, Peter Sellers, llegaba y se iba de la desastrosa fiesta en un Morgan Three Wheeler, un coche divertido para un personaje divertido de una película divertida.

2 comentarios:

Joserra dijo...

Es bestial,me gusta mucho.
En el programa TOP GEAR, vi una vez un repo sobre el vehiculo en cuestión en el que destacaban su precisión en las trazadas y la alta manejabilidad, y también es cierto que comentaron que aun existen muchas unidades de competicion.
Gracias por mostrarnoslo
SALU2

Juanh dijo...

Hermoso auto, un gran invento del hombre. Lo más impresionante es el detallado de esta miniatura de Spark; imagino en mano lo que debe ser ese motor.
Tengo la versión de competición de Brumm; acá se pueden ver muchas fotos del Three Wheeler en carrera:
http://juanhracingteam.blogspot.com.ar/2012/09/149-morgan-super-sport-mx4.html
Abrazos!