viernes, marzo 01, 2013

Lagonda Rapide de Neo Scale Models






El CEO de Aston Martin, David Brown, se hizo en 1947 con la compañía automovilística Lagonda, la cual vivía desde 1945 momentos difíciles derivados de la crisis motivada por la II Guerra Mundial. Paradógicamente, Lagonda fue de los pocos fabricantes de automóviles que no sacó provecho del conflicto bélico. Durante los años siguientes ambas marcas vivieron de forma independiente bajo un paraguas común y con algunos beneficios motivados del intercambio técnico hasta 1958, cuando Mr. Brown decidió retirar la marca del mercado y cesar su producción.

No obstante, tres años después y cual ave fénix, Lagonda resurgió de sus cenizas, aunque el nuevo Lagonda poco o nada tenía que ver con sus antecesores. El objetivo era trabajar sobre la base de un auto deportivo para desarrollar una súper berlina de lujo, del mismo modo que hiciera Maserati con su Quattroporte o Bentley con su Continental Flying Spur Bajo el nombre de Rapide, nació un automóvil cuya fórmula en principio podía parecer un éxito, aunque realmente no fue así. 

Los ingenieros de Aston Martin trabajaron sobre la base alargada del exitoso DB4 a la que colocaron un motor de seis cilindros del ingeniero Tadek Marek de cuatro litros de cilindrada preparado para rendir 250 cv. Esta mecánica fue utilizada a posteriori en el Aston DB5. La transmisión corría a cargo de una caja de cambios automática Borg-Warner o una manual sincronizada. La suspensión empleada resultó extraordinariamente sofisticada al emplear barras de torsión De Dion en vez de muelles. El diseño de la carrocería, construida con materiales ligeros, corrió de manos de Touring de Milán, siendo este precisamente uno de los factores que no convenció a su público potencial. Su aspecto no resultó atractivo, especialmente el reducido tamaño de su habitáculo en comparación con el del coche en sí.

Así pues el Lagonda Rapide, el primero desarrollado íntegramente por Aston Martin no tuvo el éxito deseado y fue retirado del mercado tres años y 54 modelos después. El nombre Lagonda no se volvería a emplear hasta 1976 fecha en que se desarrolló una versión sedán del Aston Martin DBS.

Fiel a sus principios, la marca Neo prosigue con su apuesta de reproducir en escala 1/43 los autos clásicos más exóticos que se han conocido y el que hoy presento es un peso pesado de la categoría, el peculiar Lagonda Rapide de 1961. Se trata de un modelo especialmente demandado por los coleccionista y que el fabricante holandés ya había anunciado su lanzamiento. El modelo ha sido muy bien recibida y las opiniones positivas sobre él se han repetido en los diferentes foros de coleccionistas, al ser una miniatura muy bien realizada, con un molde muy correcto y el nivel de acabado habitual al que nos tiene acostumbrados Neo. El modelo está disponible en dos colores, azul oscuro y azul claro, éste último una edición limitada a 300 unidades que es la que muestro. 

No hay comentarios: