jueves, marzo 22, 2012

Chevrolet Impala Coupé 1959 de Spark





El enorme éxito obtenido por la primera generación del Impala de Chevrolet era como una especie de premonición de la longevidad de que iba a gozar este coche a lo largo de la historia. Corría el año 1959 y el diseño automovilístico estadounidense parecía haber llegado a su cénit en lo que a barroquismo se refiere y Harley Earl, jefe de diseño de General Motors afrontaba su último año en el cargo. Posiblemente fueron los Cadillac de 1959 los coches que más marcaron la impronta de Earl con sus enormes aletas traseras coronadas por faros con forma de cohete, no obstante, el Impala de Chevrolet no pasó desapercibidas y su peculiar traseras de aletas agachadas y faros con forma de lágrima también han pasado a la historia del diseño automovilístico americano como otro de sus grandes iconos.

Su diseño con formas más a chparradas y rectas hicieron al Impala del 59 un coche más grácil y de aspecto más dinámico que su antecesor, el Bel Air Impala de 1958, mucho más barroco. El modelo se vendía en cinco variantes de carrocería, sedán de cuatro ventanas, sedán de seis ventanas, familiar, coupé y convertible. Sin duda el coupé de dos puertas es el modelo más elegante de todos, gracias al conjunto estético que conforman el parabrisas panorámico, la línea del techo y el cristal trasero descendente. El motor disponible era un V8 Super Turbo-Thrust de 5,7 litros y 335 cv de potencia.

Resulta curioso que casi un año después de que Spark lanzara su Chevy Impala Convertible del 59 nos sorprende con una preciosa y elegante versión coupé. El modelo goza de un acabado exacto y el molde parece el mismo aunque con techo. El detallado de la carrocería es muy bueno y contiene elementos independientes bien en plástico cromado, bien en fotograbado. La miniatura está disponible en dos colores, bitongo azul y blanco o negro, ambas muy bonitas, aunque en mi caso me decidí por el negro para no repetir el que ya cogí para mi El Camino. 

1 comentario:

A.Sivianes dijo...

Impresionante, es un modelo precioso. Qué colección más bonita y de tanta calidad! Un saludo y mi enhorabuena.