viernes, marzo 16, 2012

Bentley 4,25 Litres Park Ward Sport Saloon de Lansdowne Models

Desde que en 1933 la firma Bentley pasara a integrarse en la Rolls Royce Motor Company y hasta que ambas marcas separaron sus caminos en 1999, la inmensa mayoría de sus modelos compartían chasis, motores e incluso desde finales de la década de los 40, carrocerías. El 4,25 o 4 1/4 fue el segundo modelo que fabricó Bentley bajo los auspicios de Rolls Royce. El coche seguía montando el mismo chasis de su antecesor, el 3,5 o 3 1/2 y las carrocerías se encargaban al gusto del cliente.

El motor era el seis cilindros Rolls Royce de 4.257 cc que montaba el modelo 25/30, sólo que montaba doble carburación SU en vez de la simple del modelo del 'Espíritu del Éxtasis'. Y es que cuando Rolls Royce adquirió Bentley fue su intención de convertirla en su división de coches de carácter más deportivo. Todos los coches montaban una caja de cambios manual de cuatro velocidades con la palanca en el piso situada a la derecha del conductor.

Tal y como hemos dicho antes, el coche se compraba como conjunto chasis-motor-transmisión y el cliente lo carrozaba a su gusto. Especialistas como Barker, Gurney Nutting, HJ Mulliner, Arthur Mulliner, Franay, Pourtout o Park Ward realizaron carrocerías para el 4,25. Concretamente el modelo que nos ocupa monta una elegante, sencilla y deportiva carrocería de la firma Park Ward denominada Sport Saloon (sedán deportivo) donde destacan sus cuatro puertas de apertura contra marcha o "suicida", como popularmente se le conoce a este método. El carrocero británico Park Ward es una empresa muy antigua que comenzó su actividad con carruajes a caballo. Desde la década de los 50 se integró en la Rolls Royce Motor Company junto a HJ Mulliner.

La marca Lansdowne Models, que es la que emplea Brooklin Models para sus miniaturas de coches británicos, está logrando una muy buena evolución en la construcción de modelos a escaa en metal blanco, siendo cada vez más finos y detallados. Se trata ya de quinto Bentley que fabrica (los cuatro anteriores ya los he mostrado en este blog). El modelo cuenta con un molde muy bueno, de líneas precisas y totalmente fidedigno, algo muy usual en los modelos de metal blanco. El color es un muy apropiado verde esmeralda, con un interior muy contrastado en beige claro. Destaco los elementos en imitación de madera en salpicadero y adornos en las puertas. Las llantas de radio no llegan a la finura de las de metal fotograbado, pero están bien hechas. Entre los detalles de la carrocería destaco algunos elementos de la trasera, como la fina rueda de repuesto o los dos portamatrículas. El emblema viene aparte y hay que pegarlo a la parte superior de la parrilla. En definitiva, me parece un modelo precioso y con un cierto sabor a las miniaturas clásicas del Reino Unido.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Disculpa mi ignorancia, pero ¿qué es "metal blanco"?
Un saludo, y te felicito por la miniatura.