domingo, diciembre 25, 2011

Rolls Royce Silver Shadow II de True Scale Miniatures


Una serie de cambios y mejoras introducidos en 1977 marcan la aparición del Silver Shadow II, evolución del modelo aparecido en 1965. Mientras que en el exterior los cambios fueron más bien cosméticos, la verdadera evolución se produjo en su mecánica. Un nuevo juego de llantas, defensas absorventes más grandes y nuevo juego de antinieblas traseros y delanteros colocados bajo los parachoques fueron los nuevos rasgos identificativos que diferenciaban al Silver Shadow II del I.

Bajo el capó se mantenía el mismo motor V8 de 6.750 cc, en esta ocasión alimentado por un sistema de inyección. La caja de cambios de tres velocidades fue afinada para mejorar las prestaciones, y la dirección fue afinada para darle más precisión en su manejabilidad. En 1979 se lanzó una versión conmemorativa del Silver Shadow II por el 75 aniversario de la marca, siendo fácilmente reconocible por sus anagramas de la doble RR en color rojo. Hay que recordar también que el Silver Shadow II no se ofrecía con carrocería de batalla larga, ya que este modelo fue rebautizado en 1977 Silver Wraith II.

El segundo regalo de Navidad que nos llega desde True Scale Miniatures es un precioso Silver Shadow II, que viene a complementar perfectamente al Silver Shadow I rojo y beige que ya mostramos aquí en su día. Se trata del mismo molde, bien proporcionado, y con un acabado muy bueno, aunque personalmente me resulta una versión más interesante pues el Silver Shadow II siempre fue estéticamente un patito feo del I. Lo que más llama la atención sin duda de este modelo es su color, un bronce metalizado con matices rosas muy llamativo para un coche así, pero que estaba en el catálogo. En definitiva, otra gran miniatura.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esperemos que TRUE SCALE presente un nuevo color para esta miniatura, para mí gusto el color elegido es poco acertado y he optado por no comprarlo.
Coleccionista de Granada.-

Keko dijo...

Hola
Gracias por tu visita y más por tu comentario. A mi el color de este Shadow II es lo que me invitó a comprarlo, al verlo tan extraño, de lo contrario hubiese aguantado con el Shadow I rojo y beige. Ya ves, nunca mejor dicho, para gustos los colores.

Un saludo