martes, noviembre 01, 2011

Imperial Crown Southampton Sedan 1957 de American Excellence

Ha sido muy frecuente y común entre los fabricantes de automóviles el uso de nombres alusivos a la realeza, la nobleza y la aristocracia para denominar a sus modelos más lujosos. el Bugatti Royale, el Sovereign de Daimler y Jaguar o el Princess de Austin son sólo algunos ejemplos de ello.

En 1926 Chrysler Corporation bautizó con un grandioelocuente Imperial a su gama de coches más alta.29 años después, en 1955, Imperial se convierte en una marca independiente dentro de la Chrysler Corporation y su objetivo era muy claro, ser un competidor directo de Cadillac (GM) y Lincoln (Ford).

La tercera generación Imperial, la de 1957 marca un nuevo hito al ser construido sobre su propia plataforma. Igualmente fue el primer Mopar en incorporar la nueva suspensión 'Torsion-Aire'. Diseñado por Virgil Exner, uno de los grandes diseñadores automovilísticos de los años 50, bajo el concepto 'Forward Look', la dotación de un parabrisas trasero y delantero de estilo panorámico, su habitáculo interior ganaba más espacio y luminosidad. El Imperial de 1957 era muy largo,bajo y ancho y destacaba por su estética especialmente barroca. Dentro de su diseño hay dos recursos especialmente llamativos, uno, las grandes aletas traseras rematadas con un adorno que imita el visor de apuntar de un arma de fuego, o el curioso techo Southampton de dos piezas.

Los niveles de equipamiento eran tres: Custom, Crown y LeBaron. Bajo el capó se escondía el poderoso motor Hemi V8 de 6,4 litros (392 ci) de 325 cv de potencia. Sobre sus excelentes prestaciones escribió el crítico Tom McCahill, que destaca su gran manejabilidad pese a ser un coche de tan descomunal tamaño. McCahill fue un devoto seguidor de la marca Imperial llegando a comprar anualmente un coche nuevo entre 1957 y 1962.

Firmado por Neo Scale Models a través de su marca American Excellence nos llega este impresionante y descomunal Imperial del 57, una miniatura especialmente llamativa tanto por su tamaño como por su acabado, generosamente detallado. El modelo presenta unas formas muy equilibradas, cosa que no se veía muy bien en las primeras fotos de prueba que el fabricante mostró previamente a su salida al mercado. Como es norma habitual hay muchos detalles realizados en metal fotograbado. La combinación de colores también me parece acertada y propia, aunque hay otra rosa-blanco disponible. El único fallo que le he encontrado son los retrovisores, que no se han reproducido todo lo bien que se debiera.

2 comentarios:

Juanh dijo...

Hermoso y largo auto, me gusta la combinación de colores; esa rueda de auxilio sobre el baúl luce muy bien.
Abrazos!

Eddie dijo...

El modealo real debió ser muy impresionante, y el de escala no se queda atrás. Felicitaciones.