sábado, julio 09, 2011

Jaguar XK 120 OTR de Spark

Para no aburrir al personal, pasaré por alto la propia historia del fantástico Jaguar XK 120, que ya fue contada en una entrada anterior, para centrarme sólamente en la versión que nos ocupa. Como ya dije, el XK 120 estaba disponible en tres carrocerías que la casa de Coventry identificaba con sendos acrónimos aparejados al nombre del vehículo, de este modo FHC (Fixed Head Coupé) se refiere al modelo de carrocería cerrada mientras que DHC (Drophead Coupé) al cabriolet, que hay que recalcar que se diferenciaba del OTR (Open Touring Roadster) por tener una capota de lona plegable y dos pequeños y residuales asientos más (obviamente eran inútiles a todas luces en un coche tan pequeño.

Sin duda alguna, y esto no es una opinión sino con datos en la mano, el OTR o roadster fue la versión más deseada y que más se vendió del coche a la par de ser, y esto sí es un juicio de valor, la más bella y atractiva puesto que su sencillez realzaba mucho más las preciosas y sensuales líneas de la esbelta carrocería diseñada por Sir William Lyons.

Sus líneas curvas, su larguísimo morro y su trasera recortada eran más propias de las tendencias del diseño automovilístico de los años 30 que del de los 50. Los cobertores de las ruedas traseras eran un elemento opcional que restan un poco de imagen deportiva pero aportan un plus de elegancia. El interior estaba forrado de cuero por completo y también tenía una sutil combiación de elegancia y sencillez, con su clásico volante de cuatro radios, el cuadro de instrumentos con dos relojes (velocímetro y cuentarrevoluciones) y la clásica palanca de cambios inclinada hacia delante. Los asientos eran individuales y estaban unidos por una pieza central que les daba el aspecto de una banqueta.

Todo aquel que buscaba sacar el máximo partido al motor de seis cilindros, 3,4 litros y 160 cv solía optar por la carrocería OTR, la más liviana de todas y la que más sensaciones de deportividad aportaba. Las cifras totales de ventas reflejan un total de 7.614 unidades vendidas del roadster. Quizás el XK 120 OTR más famoso de la historia de la automoción fue el usado para competir en rallyes Pam e Ian Appleyard, con el que el matrimonio dio a este coche su primera victoria en el Rallye de Los Alpes.

Unos meses después del lanzamiento de su precioso XK 120 FHC, Spark nos sorprende con el lanzamiento de su complemento, el XK 120 OTR. En cuanto a nivel de calidad estamos igual, bastante alto en el detallado y en la terminación, aunque en este caso no me ha gustado mucho la ejecución del parabrisas. Sí en cambio me ha gustado bastante la combinación de color elegida, exterior beige (para los ingleses y británicos 'Old English White') con interior en burdeos. Tiene a su favor también que en esta ocasión al ser un modelo descubierto podemos observar el bonito y detallado interior. Spark anuncia en su catálogo la próxima aparición del XK 140. Estaremos atentos.

No hay comentarios: