domingo, enero 23, 2011

Pontiac Starchief Convertible 1956 de American Excellence


Pontiac introdujo el modelo Starchief en 1954 como su modelo estrella, nunca mejor dicho. Y, de hecho, el Starchief resultó ser toda una estrella, pues su debut tuvo lugar en la pequeña pantalla, concretamente fue en el episodio 100 de la serie de los 50 'I love Lucy'. Había nacido una estrella, valga una redundancia más.


El Starchief montaba un nuevo motor V8 Stratostreak de 5,2 litros (316 ci), que erogaba 227 cv de potencia acompañado de una caja de cambios Flight Hydramatic, lo que le garantizaba unas excelentes prestaciones. General Motors posicionaba a su división Pontiac justo por encima de Chevrolet y por debajo de Buick, potenciando una imagen más deportiva, aunque sin renunciar a todos los refinamientos. El logotipo Pontiac con tres estrellas debajo era el rasgo distintivo de los Starchief, que según su año de fabricación se ubicaban en una u otra parte del coche. Concretamente el modelo que nos ocupa es la gama de 1956, que lo llevaja sobre la pata del maletero.

En 1957 se introdujo el Starchief Custom, con el motor algo más afinado de cara a aumentar su rendimiento. La gama comprendía cuatro variantes de carrocería, sedán, coupé, convertible y un familiar de dos puertas muy atractivo denomiando Safari. En 1958 el Starchief perdió el status de buque insignia de Pontiac tras la introducción del Bonneville. En 1966 Pontiac abandonó la denominación Starchief y la sustituyó por el Pontiac Executive.

El segundo Pontiac que nos ofrece el fabricantre Neo Scale Models tras el Bonneville del 68 es un Starchief Convertible de 1956 en una preciosa combinación de colores negro-amarillo para el exterior y blanco-amarillo en el interior. Concretamente de este modelo vamos a descatar un exterior especialmente rico en detalles hechos con material fotograbado, como el fino logotipo del avión de Pontiac, las franjas cromadas del capó o los logotipos "Pontiac" y "Starchief" y sus correspondientes estrellitas colocados en las puertas y en la zaga.

No hay comentarios: