jueves, enero 20, 2011

Ford Sierra XR4i de Vanguards


La primera versión de orientación deportiva del revolucionario Ford Sierra lanzado en 1982, vio la luz un año después de su aparición, en 1983. Denominado XR4, siguiendo el orden empezado con el Fiesta (XR2) y el Escort (XR3), estéticamente difería del Sierra coupé convencional por elementos tan característicos y llamativos como un spoiler trasero doble o la ventanilla trasera partida por un tercer pilar.


Bajo el capó se encontraba el V6 Cologne de 2,8 litros que montaba el Capri y que en el Sierra rendía una potencia de 150 CV. El XR4i era un coche rápido y atractivo que pronto captó la atención del público entusiasta.

Con un diseño muy llamativo, un equipamiento especialmente lujoso y un motor V6, el Sierra XR4i fue exportado igualmente a otros mercados. Así, en los Estados Unidos, se vendió como Merkur XR4 Ti, que equipaba un motor de 2,3 litros turboalimentado. En Sudáfrica, un mercado tradicionalmente muy amigo de los coches de altas prestaciones se vendió una versión con el V6 modificado hasta los 3.0 litros, que se denominó XR6. Igualmente, para su uso en circuitos, se desarrolló el XR8, equipado con un V8 Windsor.

En 1985 se introduce un nuevo XR4i con tracción integral y una nueva versión del V6, de 2,9 litros y 145 cv. Sólo dos vehículos coetáneos pudieron igualar todas las bondades que ofrecía el Sierra XR4i, uno era el Renault Fuego GTX y el otro, el Monza de Opel.

Realmente tenía muchas ganas de incorporar a mi colección uno de los coches que más me impactaron en mi tierna infancia y que, en una versión diferente, tuvimos en casa como coche familiar. La miniatura es una de las últimas realizaciones de la firma Vanguards, dependiente de Corgi. Como suele pasar en todos los Vanguards, nos hayamos ante un modelo que cuenta con un molde y un exterior más que perfectos, pero que flaquea bastante en el interior, aunque creo que este factor no debe ser un impedimento a la hora de incorporar a cualquier colección que se precie.

No hay comentarios: