sábado, noviembre 27, 2010

MG TD MK II de Neo Scale Models

Los pequeños roadsters de la serie T de MG supusieron uno de los motores de recuperación de la marca tras la gran guerra. Fueron automóviles especialmente valorados en los Estados Unidos, donde el automovilista americano buscaba como segundo automóvil algo más pequeño, manejable y deportivo, en definitiva, algo diametralmente opuesto a los grandes paquebotes del país transatlántico.

En 1949, el TD sustituyó al TC de 1945. Realmente el cambio fue más que nada estético, las líneas de la carrocería se suavizaron, se pusieron unos parachoques más grandes y cromados y las clásicas llantas de radios de plato fueron cambiadas por unas más convencionales de acero.

Bajo el capó seguía estando el viejo motor de 1,3 litros y 54 cv, que gracias a un ajuste de compresión ofrecía una mejor velocidad punta, esta vez de 137 Km/H frente a los 126 del TC. Este factor hizo que fuera un coche con muy buena acogida y del que se vendieron 30.000 unidades. Muchos pilotos amateur los modificaron con un compresor Shorrok que hacía el viejo motor XPAG rindiera 99 cv y proporcionara la nada despreciable velocidad de 160 Km/H.

Esta miniatura de Neo, al igual que otros modelos de resina que representan a coches pequeños posee un gran atractivo, y es la precisión de los detalles reproducidos. Las llantas con los orificios de verdad, el bonito volante nacarado, el fino parabrisas (que no es de acetato) o el fino logo de MG coronando la parrilla son alguno de los fantásticos detalles de esta miniatura.

No hay comentarios: