domingo, noviembre 28, 2010

Citroen Traction 15/6 Familiale de Norev

1935, un año después de que Citroen presentase la primera generación del Traction, se produce la quiebra de la marca. Michelin, su principal acreedor toma el control y seis meses después fallece André Citroen, el fundador. Todo esto en el enrarecido y confuso ambiente de los años del periodo de entreguerras. Pero como todo no debían ser malas noticias, en 1938 sale a la venta el Traction 15/6, primer automóvil de Citroen en su nueva andadura.

Vendido con eslogans como 'El rey de la carretera' o 'Incomparable rutero' y desarrollado por el ingeniero André Lefebvre, el nuevo 15, se diferenciaba de sus hermanos pequeños 7 y 11 por su calandra más inclinada y sus aletas más envolventes. El habitáculo era prácticamente el mismo aunque la parte delantera tuvo que ser modificada para poder albergar el nuevo motor de seis cilindros, de 2,9 litros y 77 cv de potencia. Durante los 17 años que estuvo en producción, las primeras unidades llevaban en la trasera la rueda de repuesto mientras que las últimas tenían un baul portaequipajes.

Efectivamente el coche hizo justicia a sus eslogans publicitarios y era un automóvil formidable, ágil a la vez que confortable. Con una velocidad máxima de 135 Km/H, en 1952 logró realizar el trayecto París-Niza a una media de 95 Km/H tanto en verano como en invierno, por tanto, se convirtió en el automóvil ideal para todas aquellas personas que necesitaban realizar desplazamientos en coche con mucha frecuencia. Por tanto, Citroen logró consolidar también la tracción delantera en los coches de alta gama.

Al igual que pasó con los Traction 7 y 11, el 15 se comercializaba en diferentes carrocerías. A la berlina estándar se le unía el Familiale (familiar), distinguible por una batalla más larga y por tener tres ventanas laterales en vez de dos. También hubo varios descapotables. En 1954, 20 aniversario del Traction, se presentó el 15/6 H, con una nueva suspensión hidroneumática, que aumentó el confort y las prestaciones del coche a la par que sirvió de banco de pruebas de cara a su aplicación en el DS, modelo que le sucedería.

Espacioso, confortable, manejable y rápido, el 15/6 fue el coche favorito de la resistencia francesa durante la II Guerra Mundial, valga como ejemplo muchas de las escenas de la fantástica película 'El ejército de las sombras', con Lino Ventura y Simone de Signoret. Ya en los duros años de la posguerra fueron los gansters los que lo escogieron para atracar bancos. No obstante su más célebre propietario fue el presidente de la República de Francia, el general Charles de Gaulle, que poseyó un gran número de ellos, incluidos dos exclusivas versiones, un limousine y un cabriolet diseñados por el carrocero Franay.

En mi experiencia como coleccionista, la marca francesa Norev me ha demostrado que puede tener dos extremos, realizar réplicas de lo más mediocre o de la más alta calidad. Esta que hoy os enseño es fantástica y bajo mi punto de vista de lo mejorcito que he visto últimamente en diecast, superando incluso a creaciones de gente tan reconocida como Minichamps o Auto Art. Las formas de la carrocería son perfectas y tiene detalles fantásticos, como el logotipo 15-Six en fotograbado sobre el guardabarros trasero derecho. Los limpiaparabrisas son también del mismo material. Son piezas independientes de plástico los tiradores de las puertas, del capó motor y de la rueda de repuesto. Las llantas están muy logradas. El interior es bicolor, con los asientos y salpicadero en gris claro y el tapizado del suelo y de los paneles de las puertas en azul claro. No obstante, quizás el hecho de que fuera el coche con el que según mi madre y mis tíos me contaron que venía a visitarles su abuelo ha sido el hecho más determinante para hacerme con él.

No hay comentarios: