miércoles, julio 28, 2010

Panther Kallista de Neo Scale Models

En muchas ocasiones, la intención de poseer un automóvil clásico puede chocar con el hecho de lo supuestamente complicado de su mantenimiento, es por eso que una opción razonable puede ser la adquisición de una réplica, que tiene la estética de un coche de época pero su mecánica es actual. Son muchos los fabricantes que desde la década de los 70 se han dedicado a la fabricación de este tipo de coches y Panther fue uno de los más famosos.

Panther Westwinds fue fundada a principios de la década de los 70 en Surrey, Inglaterra, por el diseñador de limousines y vehículos de lujo Robert Jankle. Su primera creación fue el J72, una réplica del Jaguar SS100 motorizada con un V12 de la propia firma de Coventry. Otra creación aún más llamativa fue el Panther Deville, con una carrocería inspirada en la de un Bugatti Royale. Fue precisamente un Deville el coche que se utilizó como coche del personaje Cruela De Vil para la versión cinematográfica del clásico de Disney '101 Dálmatas', curioso. Aparte de las réplicas basadas en diseños retros, de Panther Westwinds salieron otros coches bastante interesantes, como el Panther 6, un enorme descapotable con seis ruedas (las de delante más pequeñas y con dirección, igual que el monoplaza de Fórmula 1 Tyrrell P034) y motor Cadillac, y el Panther Rio, un Triumph Dolomite Sprint con un frontal tipo Rolls Royce y equipamiento de lujo en su interior. En 1980 la compañía entra en bancarrota y es adquirida por el millonario surcoreano Young Kim.

Centrándonos en el modelo que nos ocupa, el Kallista fue introducido en el mercado en 1982 como sustituto del Lima. Al igual que éste, su carrocería era de diseño retro y recordaba un poco a deportivos británicos clásicos como el Morgan o el Allard. El Lima estaba construido en fibra de carbono y el Kallista en aluminio. Los motores Vauxhall Viva y Magnum usados en el Lima fueron sustituidos en el Kallista por mecánicas Ford, usando las versiones mejor equipadas el V6 Cologne de 2,9 litros.

En 1990 el fabricante surcoreano SsangYong absorbió Panther Westwinds y continuó fabricando el Kallista bajo su propia marca, un caso muy similar a lo que pasó con Kia y el Lotus Elan. El último modelo en usar el nombre de Panther fue el deportivo de motor central Solo, que fue un fracaso de ventas. Hoy día, el nombre Panther Cars se encuentra a la venta y es que todavía hay quien cree en las supuestas buenas posibilidades de un nombre así en la industria del motor.

Realmente, los Panther siempre me parecieron coches demasiado kitsch, incluso los modelos más modestos como el Lima y el Kallista siempre me parecieron muy excesivos, pero esto no ha impedido que me haya hecho con la miniatura de Neo, que es a todas luces espectacular. Es un modelo en el que descata cantidad de detalles reproducidos, incluso la suspensión delantera está hecha con muelles de verdad. El color elegido es muy atractivo aunque Modelcarworld ofrece una edición limitada en verde inglés con beige, como viene siendo habitual entre Neo y esta tienda de miniaturas.

2 comentarios:

Franck dijo...

Hola soy administrador de una red de blogs estuve visitando tu página y me pareció muy interesante. Me encantaría que pudiéramos intercambiar links y de esta forma ambos nos ayudamos a difundir nuestros páginas.
Si lo deseas no dudes en escribirme.
muchos Exitos con tu blog.

saludos



Franck
contacto: rogernad08@gmail.com

Keko dijo...

Si tu red de blogs tiene algo que ver con el mundo del motor y del automóvil, vale, si no, no me interesa, gracias.

Saludos
Keko