jueves, julio 29, 2010

BMW 3.0 CSL de Spark

Considerado de forma oficiosa como el primer BMW M de la historia, ya que fue el primero en ser modificado por el departamento BMW Motorsports, el 3.0 CSL no sólo es una leyenda en el mundo de la competición, también fue en su día uno de los deportivos más codiciados del momento y hoy día es uno de los clásicos de la marca bávara más buscados por los coleccionistas.

El BMW 2000 CS era un elegante coupé con una sobria y armónica carrocería construida y diseñada por Karmann de Osnabrück, que se denominó internamente E9. Enseguida, los técnicos de BMW vieron que el coche tendría muchas mejores posibilidades si se le equipaba con el nuevo motor de seis cilindros ya probado en las berlinas E3, de este modo, y tras una pequeña modificación en la zona del morro (para albergar un motor más grande), vieron la luz los nuevos coupés 2500 CS y 2800 CS. El principal rasgo estético que diferenció a los nuevos coupés de seis cilindros de sus hermanos era la modificación del frontal. Los grupos ópticos simples alargados fueron sustituidos por unos dobles redondos y el doble riñón se redujo. Todos estos elementos se incluyeron en módulos de plástico negro.

A partir de 1971 los BMW 2800 CS son sustituidos por los 3.0 CS y 3.0 CSi, con un motor de 3 litros resultante de modificar el anterior 2,8. En su versión de carburador entregaba 180 cv, potencia que se incrementaba a 200 en la versión de inyección Bosch D-Jetronic. Al año siguiente nace la versión más radical de la serie E9, el 3.0 CSL, una variante cuyo objetivo era homologar el coche para disputar el recientemente nacido Campeonato Europeo de Turismos. La L del nombre hacía era el indicativo de "Lightweight" (peso ligero) contrariamente a otros BMW en los que quería decir "Lang" (carrocería de batalla larga).

La cura de adelgazamiento a la que fue sometido el 3.0 CSL, tanto en su versión de calle como de competición, incluía puertas y capó de aluminio, ventanillas de plexiglás, neumáticos más anchos, asientos deportivos y suspensión revisada, mejores que lograban que el coche perdiera 181 kilos. Debido a estas modificaciones, el comportamiento del coche cambiaba por completo, por lo que se ofreció también un kit aerodinámico consistente en un spoiler delantero, un alerón trasero en la cola, dos apéndices verticales a ambos lados del capó y otro alerón sobre el parabrisas trasero. Los modelos de calle también podían incorporarlo. Debido a la peculiar estética que el coche ganó con este kit, todo el mundo empezó a llamarlo Batmobile.

El 3.0 CSL cuenta igualmente con un envidiable palmarés deportivo. El mismo año de su lanzamiento, Toine Hezemans ganó el Europeo de Turismos con uno, además de anotarse la victoria en su clase en las 24 Horas de Le Mans junto a Dieter Quester. Ese mismo año, Chris Amon y Hans Joachim Stuck se impusieron en el GP de Turismos de Nurburgring con otro 3.0 CSL. Entre 1975 y 1979, el BMW 3.0 CSL ganó todos los campeonatos de turismos de Europa. Igualmente, en el IMSA americano, Ronnie Peterson, Sam Posey y Brian Redman ganaron varias carreras con el 3.0 CSL en la temporada 1975.

En la calle, el 3.0 CSL se miraba de tú a tú con coches como el Mercedes 350 SLC, el Alfa Romeo Montreal, o el Fiat Dino Coupé.

La miniatura del 3.0 CSL que hoy mostramos viene firmada por Spark, que ya contaba con varias versiones de competición del mismo coche en su catálogo. Se trata del primer 3.0 CSL de calle que hace la firma británica y el resultado es excelente. Con un llamativo color naranja, se trata de un CSL de calle sin kit aerondinámico (esperemos mostrar pronto el Batmobile). Las formas de la carrocería están muy bien reproducidas y el nivel de detalle es excelente y muy refinado, como viene siendo habitual en Spark. Quizás se han pasado un poco con la anchura de las ruedas. Antes de este Spark, los únicos 3.0 CSL de calle que había eran los de Schuco, con el diámetro de las llantas mal, y el más antiguo de Detail Cars.

2 comentarios:

Diego García dijo...

hola! te acabo de descubrir por el concurso este de los premios 20blogs y nada, mucha suerte! jaja ;)

un saludo!!
Diego, sorcios.com

Ruben dijo...

Hola, te visto en el 20 minutos y me gusta tu blog yo también participo. Suerte compañero, si quieres echarle un ojo al mio se llama PoleSpain.