domingo, junio 06, 2010

Borgward Hansa 2400 de Neo Scale Models

El primer intento de Karl F. Borgward por crear un automóvil de lujo se llamó Hansa y posiblemente se trata del vehículo más sorprendente que haya fabricado la firma de Bremen.

El Hansa 2400 fue presentado en 1952. Se trataba de una berlina de gran tamaño con un estilo muy extravagante. Sus líneas mostraban un diseño tipo hatchback, o sea, que la línea del techo bajaba hasta la misma trasera, de este modo el coche tenía sólo dos volúmenes. El nuevo Borgward tenía un gran parecido con el recién presentado Hudson Super Wasp, además de otros coches con diseño 'stepdown' de la propia Hudson, como el Hornet y el Commodore, o el Nash Ambassador. También guarda cierto parecido con el Ford Vedette y con algunos modelos de Tatra. Su rasgo más representativo estilísticamente hablando eran las cuatro puertas con apertura contraria al sentido de la marcha.

Mecánicamente, el Hansa iba equipado con una versión extragrande del motor Borgward de cuatro cilindros que cubicaba 2.400 cc. Erogaba una potencia de 82 cv que permitían alcanzar los 150 Km/H. Más tarde se incluyó una versión potenciada hasta los 100 cv.

La lista de extras del Hansa era perfectamente equiparable a la de cualquier sedán delujo, de este modo destacan elementos como un sistema de aire acondicionado que dividía el coche en sectores y que cada pasajero controlaba a su gusto, mechero, ventanillas que se ocultaban en las puertas por completo al bajar o un sistema para sacar la rueda de repuesto sin necesidad de abrir y vaciar el maletero.

Un año después de su presentación se incorporó una versión de carrocería con batalla larga de diseño más convencional, especialmente dirigida a coches de cortesía. En 1955 el sedán hatchback fue retirado del mercado y hasta 1959 el Hansa sólo se ofrecía con la carrocería Pullman. En seis años sólo se vendieron 1.032 unidades. Estas pobres cifras de ventas suelen argumentarse en una pobre calidad de fabricación del modelo, siendo sus frenos su principal punto débil. Además, el Hansa militaba en un segmento muy complejo, encontrándose una competencia especialmente dura en otros fabricantes alemanes como Mercedes y Opel.

Tal y como acreditan las imágenes, Neo Scale Models ha hecho un gran trabajo con este Borgward. Si fabricantes como Minichamps y Norev han optado por reproducir el modelo Isabella de la firma de Bremen, quizás el más famoso de todos, Neo ha optado por algo diferente y nos ofrece modelos menos conocidos aunque quizás más interesantes de la casa Borgward, como los Arabella y P100 que ya mostré en su día, o este Hansa, que representa una versión sedán hatchback de 1953-1955. Es indiscutible que lo que más llama la atención en esta miniatura es la precisión con la que se han reproducido los elementos ornamentales de su exterior, como los anagramas, los diminutos faros traseros, el gran emblema de Borgward de la parrilla, las llamativas matrículas o las faldillas de las ruedas traseras, con el anagrama de la marca.

No hay comentarios: