domingo, mayo 09, 2010

Volvo 780 Bertone de Neo Scale Models

Carrozeria Bertone de Turín y Volvo unieron sus fuerzas para la fabricación del coupé derivado de su berlina de la serie 700, del mismo modo que unos años antes habían hecho lo propio con la serie 200, cuyo modelo 262 C ya apareció por aquí en su día.

El nuevo coupé fue visto por primera vez en el Salón de Ginebra de 1985. Técnicamente, su único vínculo con la serie 700 era el chasis, ya que no compartían ninguno de los paneles de la carrocería. En sus formas cuadradas se veía el pedigree de la serie 700, pero el coupé, llamado 780, era más estilizado y más bajo. Igualmente su frontal era más estrecho, lo que le daba un toque más deportivo, pese a ser más bien un sedán confortable y de comportamiento burgués, propio de ejecutivos y profesionales liberales. Su diseño ya evidenciaba las líneas maestras que años después tendría la serie 900.

Las primeras versiones iban equipadas con el clásico motor V6 PRV de 2,8 litros y 150 cv de potencia. En otros mercados se ofrecieron dos versiones del cuatro cilindros turboalimentado del 740 Turbo, uno de 175 cv (ocho válvulas) y otro de 200 cv (16 válvulas). Estos últimos motores se destinaban más que nada a países con gran presión fiscal, como Italia. También se ofreció el 2,4 litros turbodiésel de seis cilindros de origen VW de 129 cv de potencia, cuando no era normal que un coupé de alta gama montase mecánicas de gasóleo, de hecho, para encontrar un automóvil similar había que fijarse en el Mercedes Clase E Coupé W123, que en los Estados Unidos y en Canadá se ofrecía con un cinco cilindros de gasoil. Hoy ya, el tabú de que un gran coupé de ejecutivo no puede llevar motor diésel ha sido superado.

En apenas seis años que duró su producción, Volvo vendió unas 9.500 unidades, lo que constata el poco éxito que tuvo. Y es que el 780 Bertone era un coche caro, por lo que la mayoría de sus potenciales compradores solían optar por las marcas alemanas de referencia. Un importante número fue exportado a los Estados Unidos, país donde, por tipo de coche y por diseño, sí tuvo más aceptación que en Europa. Desde que se dejase de fabricar el 780 Bertone en 1991 Volvo no volvió a sacar un coupé hasta 1998, fecha en que vio la luz en C70.

Neo Scale Models sigue adelante son su cruzada de ofrecer modelos de coches que otros fabricantes han olvidado debido a su rareza y nos deleita con este precioso 780 Bertone, un modelo del que se conocen pocas miniaturas en 1/43. El nivel de detalle es el habitual de todos los Neo, con abundantes detalles en piezas independientes y fotograbados y un molde de formas y proporciones muy logradas. En esta unidad, en burdeos con el interior claro destaca precisamente la luminosidad del interior que permite ver con total claridad los numerosos detalles con los que cuenta. También está disponible una versión en gris plata con interior negro hecha especialmente en una tirada limitada de 300 unidades para la tienda Modelcarworld.

1 comentario:

javier dijo...

Magnífico modelo y por supuesto detalladísima miniatura de Neo.
Sin duda una adquisición preciosa.