sábado, abril 10, 2010

Triumph TR4 de Spark

Los directivos de la Standard Triumph no creyeron que el coupé Italia fuese el modelo más indicado para sustituir al TR3 ni ser la imagen de Triumph en los 60, es por eso que pusieron al diseñador Giovanni Michelotti a trabajar en los bocetos del futuro modelo. El primer prototipo que se presentó era el denominado "Zest", un chasis del TR3A pero con la estética más similar al TR4. El segundo se llamaba "Zoom", cuyo frontal marcó las líneas a seguir en el Spitfire y que además incorporaba elementos que después adoptaría el TR4, como el techo desmontable de dos piezas y el motor 20X "Sabrina" de 150 cv empleado en el modelo que corrió las 24 Horas de Le Mans.

Las instrucciones de la directiva fueron claras, había que combinar las formas del "Zoom" con un paso de ruedas inferior con el frontal, el capó y el techo desmontable del "Zest". Así pues, el TR4 se presentó en 1961.

Comparado con sus anteriores, el nuevo Triumph tenía un aspecto muy moderno pese a usar todavía un chasis antiguo. Las líneas eran rectas y nítidas y el interior era más confortable que el del TR3 y de muchos autos similares de su tiempo. El nuevo motor de 2,2 litros entregaba 100 cv de potencia. Rivales tradicionales de Triumph en el mercado británico, como MG y Austin-Healey empezaron a preocuparse al ver el nuevo Triumph. El cambio más importante que se llevó a cabo fue la sustitución del chasis tradicional por uno nuevo con suspensión independiente a las cuatro ruedas, muy similar al de la berlina 2000. El TR4 se mantuvo a la venta hasta 1967.

Los deportivos ingleses clásicos son uno de los fuertes de la marca de miniaturas Spark y prueba de ello son muchos ejemplos mostrados en ese blog. Hoy volvemos a mostrar uno nuevo, un precioso Triumph TR4 en el que destaca especialmente la pieza trasera del techo desmontable puesta dándole el aspecto de un descapotable tipo "targa". Las formas de la miniatura son muy correctas y acertadas y se complementan con un acabado de primer orden donde destaca la profusión de adornos en metal fotograbado. Las llantas también son de este material, que confiere un gran realismo a la miniatura. El interior igualmente está muy trabajado y mencionamos especialmente el cuadro de instrumentos. En definitiva una miniatura muy bonita y llamativa donde contrasta especialmente su pequeño tamaño con un acabado especialmente rico.

No hay comentarios: