sábado, abril 17, 2010

Porsche 911 Carrera RS 3.0 de Minichamps

El Porsche 911 Carrera RS 3.0 de 1974 fue en su día el máximo exponente de lo que debía ser un Porsche de competición de aspiración atmosférica, combinando todo lo aprendido con su exitoso antecesor, el Carrera RS 2.7, y con el 917, el monstruo con el que la firma de Stuttgart se colocó en la vanguardia de la competición automovilística de la resistencia.

Desarrollado a partir del 911 que ganó la Targa Florio de 1973, los ingenieros ampliaron la capacidad del motor hasta los tres litros, obteniéndose una potencia estándar de 230 cv. Tras las llantas Fuchs de 15 pulgadas se escondían los frenos de discos perforados del propio 917. La mayoría de los elementos de la carrocería eran de fibra de vidrio y destacan la nueva toma de aire delantera y el gran alerón trasero. En una prueba para la prestigiosa revista 'Road & Track', el piloto y periodista belga Paul Fréré destacó su excelente calidad de fabricación, sus prestaciones y su manejabilidad.

Porsche sólo construyó 55 unidades del RS 3.0 y la mayoría sirvieron bien a sus propietarios en las carreras de Grupo 3. Sólo unos pocos usuarios los emplearon como coches de calles, destacando especialmente al prestigioso músico y director de orquesta alemán Herbert Von Karajan, que poseyó uno en color rojo.

La miniatura que presentamos está magistralmente realizada por el fabricante germano Minichamps, que se da muy buenas trazas con los productos de Stuttgart. El color es el clásico "Vipergrun" (verde víbora), muy habitual de los 70. Las llantas y los logotipos de "Porsche" y de "Carrera" van pintados en oro. Minichamps también oferta la miniatura en blanco y en rojo. El exterior está muy bien realizado y el interior es tan simple como el del modelo real y apenas el cuadro de instrumentos es el único detalle que destaca en el mismo, el resto es negro y está modelado.