domingo, marzo 21, 2010

Borgward P100 de Neo Scale Models

A finales de la década de los 50 Borgward era uno de los principales fabricantes alemanes de coches, casi a la altura de Mercedes y Opel. De hecho, el único producto que a Borgward le faltaba en su gama era un automóvil con el que competir en el segmento alto del mercado, así fue como en 1959 vio la luz su producto estrella, la berlina P100.

El estilo americano fue la principal influencia en el diseño automovilístico de los años 50 y, particularmente Borgward lo tuvo muy presente en todos sus modelos. Los Hansa, Isabella y Arabella tenían parecidos más que razonables con los Chevrolet, Oldsmobile, Plymouth y Studebaker del otro lado del Atlántico y el nuevo coche no iba a ser menos.

El P100 era un auto de gran tamaño, con formas muy rectas en el capó y dos pequeños aletines en la zaga. El parabrisas era panorámico. Su frontal evidenciaba claramente que era un Borgward, donde destacaban dos grandes faros recondos y una gran parrilla horizontal dividida en dos longitudinalmente y con el emblema de la marca, un rombo grande, presidiendo el centro de la misma. Recoradaba algo al Opel Kapitan de 1958 y al Mercedes 220 SE "Colas", coches con los que competía en el mercado.

El Borgward P100 montaba un nuevo motor de seis cilindros y 2,3 litros de 100 cv de potencia, algo escasa para un modelo de semejante empaque. Fue el primer coche alemán en montar un sistema de suspensión neumática, un sistema que poco después incorporó Mercedes en sus modelos de más empaque.

Borgward invirtió mucho dinero en el coche pero los resultados no fueron los esperados, muchos propietarios se sintieron defraudados por sus pobres prestaciones y los fallos mecánicos no tardaron en aparecer. Las finanzas empezaron a flaquear y Karl Borward se vio obligado a pedir ayuda económica al Senado de Bremen, confiado en que la institución haría lo mismo con BMW unos años antes, pero no fue así, y Borgward fue a la bancarrota. El P100 siguió fabricándose en México.

Hay algunos historiadores del motor que sostienen su propia teoría de la conspiración contra Karl Borgward. Se dice que el Estado de Bremen declaró la insolvencia de Borgward para hacerse fácilmente con la compañía, pero lo cierto es que todos sus coches se habían vendido y los acreedores habían cobrado, por lo que parece ser que la compañía nunca fue tan insolvente. Incluso se habla de la implicación de algunos fabricantes. Karl Borgward murió en la ruina en 1963. La fábrica de Sebaldsbrück es hoy propiedad de Mercedes.

Hasta hace bien poco, la única miniatura disponible del Borgward P100 era en escala 1/87 y estaba fabricada por Brekina. Fabricantes como Norev y Minichamps se afanaron hace unos años atrás en reproducir toda la gama de variantes del modelo Isabella, pero quizás el que ha sido el coche más sorprendente y enigmático de Borgward, el P100, no tenía su reproducción en 1/43. Una vez más la empresa holandesa Neo hizo gala de su valentía y anunció su P100, que vio la luz hace como mes y medio. La miniatura está disponible en dos combinaciones de color, negro con techo blanco y gris plata con techo negro. Las formas del molde son muy acertadas y cuenta con el habitual detallado de Neo, donde predominan los elementos en metal fotograbado. La miniatura supone un gran complemento a las ya existentes de Norev y Minichamps.

No hay comentarios: