sábado, febrero 06, 2010

Daimler DS 420 "Wedding Car" de Oxford Automobile Company

El coche de los eventos sociales por antonomasia, el Daimler DS 420, conocido popularmente como Daimler Limousina, vio la luz en 1968 como sustituto del DR 450. Realmente lo único que tenía de Daimler era el nombre y el estilo, pues técnicamente era un Jaguar, propietaria de la marca desde finales de los años 50. A su vez, Jaguar estaba ya en manos del consorcio automovilístico British Leyland por lo que el cometido real de Daimler era sustituir al anterior coche de representación del grupo, el Austin Princess Vanden Plas.

La nueva limousina se basaba en la plataforma del modelo tope de gama de Jaguar, el 420 G, extendida medio metro. El frontal tomaba los rasgos de estilo del Daimler Sovereign, con los clásicos dobles faros de Jaguar y la tradicional parrilla de Daimler con el borde estriado. BL buscaba un coche que pudiera ser capaz de competir contra el todopoderoso Rolls Royce Phantom V.

La carrocería estaba diseñada por Hooper y se ensamblaban en la factoría de Daimler de Kingsbury hasta que en 1979 la producción se trasladó a la sede de Jaguar, en Coventry. El coche montaba el motor XK de seis cilindros de Jaguar, de 4,2 litros de cilindrada y 245 cv de potencia, que proporcionaban una velocidad máxima de 176 Km/H.

Cada Daimler DS 420 se construía bajo estricto pedido del cliente y no había dos iguales. La lista de opciones era inmensa. Aparte de la carrocería limousine estándar, existía la opción Landaulette (con la trasera descubierta) y como coche fúnebre (hearse). La empresa de alquiler Avis fue una de las mejores clientes de Daimler, adquiriendo una enorme cantidad destinada para servicios de cortesía y eventos públicos y sociales.

Entre sus usuarios más famosos figuran la Casa Real Danesa, el Gobernador de Tasmania o, como no, la Casa Real Británica, entre otras autoridades. El hotel Intercontinental de Hong-Kong compró 22 unidades para uso de sus clientes. Mick Fleetwood, uno de los miembros fundadores de la banda de rock Fleetwood Mac, no concebía sus desplazamientos sin su Daimler. La producción finalizó en 1992 sin apenas cambios significativos, salvo el rediseño de las ventanas traseras o la sustitución de los parachoques de acero por unos de plástico absorvente. Anecdóticamente, fue el último coche de Jaguar que mantuvo el motor XK de seis cilindros.

El segundo modelo de Oxford Automobile Company que entra en mi colección mantiene mis expectativas positivas ya reflejadas en el Austin Princess de la misma marca. Oxford tiene una amplia selección de variantes del Daimler Limousina, tanto de color, como de carrocería y decoración. En esta ocasión presento el coche para bodas (wedding car), distinguible por su color blanco y la cinta de adorno rosa pálido. Las formas de la carrocería están muy conseguidas y el detallado es soberbio, corroborando la excelente relación calidad-precio de los Oxford.

1 comentario:

Carlos dijo...

Este Daimler representa un coche de la primera serie inicial, distinguible, por ejemplo, por la doble línea cromada del lateral. El modelo es excelente aunque tiene dos pequeños errores: las llantas deben ser del color de la carrocería y el "banco" del conductor (estrecho e incómodo, para que el bueno de Perkins no pierda la postura erguida y firme al volante) era negro y de un material más rústico. Por lo que he visto anunciado, las siguientes variantes de color tendrán ambas correcciones incorporadas. ¡Bien por Oxford!