domingo, diciembre 20, 2009

Lancia Fulvia 1.6 HF de Minichamps


Muchos son los factores por los que ciertos coches se han ganado un puesto de honor en la historia, como incorporar una técnica más avanzada que el resto, ser una reina de belleza o haberse proclamado campeón en una competición deportiva. El modelo que hoy analizamos se ha ganado ese lugar por un poco de cada motivo expuesto.


Dos años después de que Lancia presentara en sociedad el Fulvia berlina como sustituto del Appia irrumpe en el mercado el Fulvia coupé. Su estética, a la par que sencilla, era muy elegante, de hecho muchas son las publicaciones especializadas que lo definen como uno de los coupés compactos más elegantes y bonitos jamás construido. Técnicamente marcó un antes y un después en la venerable marca italiana, tenía frenos de disco en las cuatro ruedas, caja de cambios de cinco velocidades, tracción delantera y una nueva de gama de motores V4. En el apartado deportivo, el Fulvia supuso que Lancia se implicase en el mundo del rally como equipo de fábrica, pues sus anteriores participaciones se habían hecho desde equipos privados. La leyenda de Lancia en los rallies no había hecho más que comenzar.

El Fulvia coupé se construía sobre una plataforma recortada de la berlina y su carrocería, de líneas limpias y sencillas, era un diseño propio del departamento de estilo de Lancia. En 1966 se empieza a vender el coupé HF (High Fidelity) que incluía paneles de la carrocería de aluminio, ventanas de plexiglás y no llevaba parachoques. La oferta de motores iba desde un modesto 1.0 al 1.6, pasando por los más habituales 1.2 y 1.3. Entre los pilotos que compitieron con él figuran gente de la talla de Harry 'Sputnik' Kallstrom, Pat Moss y Sandro Munari, éste último el piloto de Lancia por excelencia.

La soberbia miniatura que presentamos de Minichamps se corresponde a un HF 1.6 Lusso, o sea, una versión civilizada del HF más potente de la gama. Las llantas de aleación y el frontal horizontal con faros gemelos pequeños lo delatan como una versión de 1970. Destacan en su exterior los logos hechos con tampografía y en su interior el salpicadero de madera totalmente detallado, el volante deportivo o los asientos tipo baquet.

No hay comentarios: