lunes, abril 13, 2009

Saab 900 Cabrio de Neo Scale Models






Robert J. Sinclair, presidente de Saab-Scania de Norteamérica, sugirió que sería interesante que el Saab 900 tuviera una versión descubierta. Dos especialistas privados, la estadounidense American Sunroof Company y la británica Lynx fabricaron tres versiones no oficiales antes de que en 1986 la propia Saab lanzara el oficial. 

Resulta especialmente curioso como dos equipos se pusieron a trabajar paralelamente en su desarrollo. Por un lado, en la factoría de Trollhätan (Suecia) se basaron en la carrocería del modelo hatchback de tres puertas, mientras que en Valmet (Finlandia) lo hicieron basándose en el coupé de dos puertas. Finalmente fue el proyecto finlandés el que más gustó y pasó a la producción en el año 1984. Dos años después, el escenario del Salón del Automóvil de Frankfurt fue el escogido para la presentación oficial del convertible.

En cuanto a la mecánica, para una versión tan especial en principio sólo se ofreció el dos litros con turbo e intercooler aunque más tarde y según qué mercado se ofertaba una versión atmosférica. El Saab 900 Cabrio ha pasado a la historia por ser uno de los coches más distinguidos de los 80 y su peculiar estilo podía seducir tanto a un deportista de élite como a un escritor-intelectual de éxito. En 1994 su producción llegó a su fin, GM se había hecho con Saab y se introdujo un nuevo 900 basado en el Opel Vectra. Muchos opinan que la siguiente generación del 900, la última, perdió todo el encanto y que desde que la casa americana se hizo con el control total de la marca sueca ésta comenzó un camino de descenso hasta la situación límite y desesperada en que hoy día se encuentra.

Sólo cabe una palabra para definir al Saab 900 Cabrio de Neo, sobresaliente, una de esas miniaturas que no pasa desapercibida. Si bien está muy claro que este fabricante ha irrumpido con fuerza en el mercado, pero está claro que hay marcas con la que está teniendo un ojo clínico y una de ellas es Saab. Su exterior está perfectamente moldeado, proporciones perfectas y un nivel de detallado óptimo. El interior no podía ser menos y cualquiera diría que está ante el modelo real. También creemos que esta cominación de colores de rojo borgoña con interior claro es la más adecuada de las que oferta Neo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

muy bonito, aunque yo sí pienso que en el mítico color amarillo que llevaron los descapotables de Saab está mejor