jueves, abril 02, 2009

Fiat 500 Jolly de Spark









Italia es un país lleno de atractivos y uno de ellos son sus playas. En la década de los 60 hubo muchos especialistas que convirtieron coches utilitarios en simpáticos y llamativos buggies de playa. La empresa carrocera Ghia tomó como base el popular utilitario Fiat 500 para crear su propio coche de playas. 


El nombre elegido para el coche fue Fiat 500 Jolly, broma en italiano, aunque las connotaciones anglosajones del nombre, "alegre, divertido", le dieron aún más credibilidad de cara a su promoción. Pese a estar basado en un coche utilitario, el Jolly no era lo que conocemos un coche popular, pues su precio, era netamente superior al de un 500 normal. 

No obstante, famosos habituales de los puertos más glamourosos del Mediterráneo se dejaban ver en coches como éste, como son los casos del naviero Aristóteles Onassis o del actor Yul Brynner. La transformación que realizaba Ghia incluía la eliminación del techo y de las puertas, el corte de parabrisas para hacerlo más bajo, la colocación de barras agarraderas cromadas en los laterales del coche y en algunos casos la colocación de un toldo. Para reforzar su imagen playera, los asientos eran sustituídos por butacas de mimbre. En Italia, al Jolly se le conocía popularmente como 'La Spiaggina', algo así como 'playita'.

Nuevamente Spark nos sorprende con un raro y exótico modelo, aunque hay que decir que en este caso ya había miniaturas 1/43 del mismo, concretamente uno fabricado por UH para un coleccionable italiano. Se trata de una miniatura simple, pero muy bonita y simpática, donde destaca la magnífica ejecución de los detalles del coche, todos resueltos con piezas independientes. Quizás lo más llamativo son los asientos, a la vista y al tacto parecen mimbre auténtico, aunque está claro que están construidos en resina, igual que el resto del coche.

No hay comentarios: