domingo, marzo 29, 2009

Alfa Romeo 1750 Berlina de Starline Models







La berlina 1750 reemplazó al 2600 dentro de la gama medio-alta de Alfa en 1967. Su construcción era una síntesis de las mejores cualidades de su hermano menor, el Giulia, de hecho compartía con él muchas piezas. Fue Bertone el que se encargó de diseñar su carrocería, con unas formas muy similares a las del Giulia pero menos rectilíneas.

En el apartado mecánico el 1750 montaba un motor de cuatro cilindros de 1.8 litros con doble carburador que erogaba en torno a 120 CV de potencia. Los ejemplares destinados al mercado estadounidense se entregaban con caja de cambios automática ZF y un sistema de inyección Spica, por lo que su potencia era ligeramente menor, unos 115 CV. 

Como buen Alfa Romeo, esta berlina incorporaba algunos sistemas propios de superdeportivos, como los frenos de disco, convirtiéndose en un coche muy apreciado por los amantes de las buenas prestaciones. A partir de 1971 se incorporó a la gama el modelo 2000, cuya diferencia estribaba en el motor, un 2.0 litros de 132 CV. En 1977, cuando todas las mejoras que le fueron introduciendo dejaron en evidencia la obsolencia de su chasis, la berlina 1750/2000 fue retirada del mercado.

Starline se ha convertido en una de las marcas de miniaturas del tipo económicas que más interés suscita entre los coleccionistas ya que es garante de una excelente relación calidad-precio. Sus moldes siempre hacen alarde de una magnífica corrección de proporciones y tienen como hándicap un muy buen detallado del exterior, si bien estos detalles están pintados o moldeados sobre la carrocería -las piezas independientes son muy pocas- no se les puede pedir mucho más cuando hay marcas más caras que recurren a las mismas soluciones. Este Alfa no es ninguna excepción y supone una miniatura magnífica, la cual se puede elegir en varios colores. Incluso los interiores de Starline están muy logrados, poniendo en evidencia a otras marcas del mismo segmento.

No hay comentarios: