lunes, noviembre 10, 2008

Jaguar MK VII de Neo Scale Models







Jaguar presentó en el British International Motor Show de 1950 su nueva generación de grandes berlinas encabezada por el denominado MK VII. Este nuevo auto venía a sustituir al MK V y lo lógico hubiera sido denominarlo MK VI, pero dicha nomenclatura la estaba usando en aquellos años Bentley, por lo que para no causar confusión, Jaguar decidió avanzar un dígito más.

El nuevo sedán fabricado por la casa de Conventry empleaba el mismo chasis que su antecesor, pero aportaba dos grandes novedades. La primera, la nueva carrocería de diseño más moderno y aerodinámico con los faros delanteros, las aletas y los guardabarros integrados. La segunda, la incorporación del nuevo motor seis cilindros en línea tipo XK de 3.4 litros de cilindrada procedente del deportivo homónimo, en sustitución del viejo seis cilindros del MK V, desarrollado por la Standard Motor Company.

El MK VII tenía como objetivo su venta en los mercados de la exportación dado el alto impuesto con el que entonces Gobierno Británico castigaba a los autos de lujo, pero poco a poco la austeridad de la impuesta en la economía británica fue cesando al mejorar la situación financiera del país, por lo que el público local también acabó interesándose por el nuevo 'Big Jag', llevando a la firma a tener que incrementar su producción habilitando una nueva línea en la fábrica de Brown Lane.

Fácilmente distinguible por su largo parabrisas partido, el MK VII demostró unas prestaciones excelentes y muy poco habituales en un auto de su clase, todo gracias al magnífico motor XK de 160 cv de potencia. En 1952 se ofreció con cambio automático y en 1954, último año de su producción, pasó a denominarse MK VII M, fácilmente identificable por sus parachoques cromados envolventes.

Pese a su aspecto recargado y burgués, el MK VII se reveló como un excelente auto de competición, ganando diversos rallyes del campeonato mundial, incluido el Montecarlo de 1957 con Ronnie Adams, Frank Biggard y Derek Johnstone en su MK VII M. Durante cinco años, los MK VII de fábrica ganaron la carrera Daily Express del International Tourist Trophie en Silverstone, con pilotos como Sir Stirling Moss -1952 y 1953-; Ian Appleyard -1954-; Mike Hawthorne -1955; e Ivor Bueb -1956-.

Sin lugar a dudas se puede afirmar que el MK VII, al igual que el MK VIII que mostramos hace unos meses y presumiblemente el MK IX, sean de las mejores miniaturas que ha realizado Neo. Reproducir un vehículo tan recargado estéticamente como uno de los grandes Jaguar de los 50 no es tarea fácil, pues su riqueza de elementos de adorno podrían provocar no reproducirlos todos, pero éste no es el caso de Neo, pues esta miniatura no le falta un perejil. Concretamente hemos de decir que el ejemplar que presentamos es un MK VII M, prueba de ello son sus parachoques de tipo envolvente. El color elegido es el "Suede Green" con interior también verde. Cabe destacar que en esta ocasión Neo ha optado porque el MK VII sea un coche del mercado británico, con el volante a la derecha y su pegatina "GB" sobre la tapa del maletero.

No hay comentarios: